Una herramienta fundamental para alcanzar tus metas

Una herramienta fundamental para alcanzar tus metas

Cerrar la brecha entre tu vida actual y la vida que sueñas, equivale a alcanzar tus metas, ser exitoso en lo que te propongas personal y profesionalmente. Esto requiere del desarrollo de fortalezas como la motivación, la flexibilidad, la creatividad, la resiliencia. Todas ellas y algunas otras se conocen como capacidades cognitivas y residen en tu cerebro, la herramienta fundamental para nuestro óptimo funcionamiento.

¿Cuánto cuidas tu cerebro?

Quizás te pasa lo que me ocurría a mí, que vivía sin prestarle mucha atención a la salud de mi cerebro. Creía que era suficiente con alimentarme bien, tomar algunos suplementos nutricionales, dormir siete horas y mantenerme contenta con mi trabajo.

Si bien todo esto es correcto, existen otras medidas que desconocía y que, solo cuando mi madre comenzó a presentar conductas erráticas y consultamos al neurólogo, fue cuando comprendí todo lo que aún me faltaba por hacer por mi cerebro.

A continuación, las recomendaciones que más me impactaron y que nos ofreció el Dr. Ciro Gaona, neurólogo venezolano, investigador y educador sobre salud cognitiva, cuando le consultamos el caso de mi madre.

  1. El contacto humano

Las personas a cualquier edad nos beneficiamos con un abrazo, una conversación cara a cara, con un masaje relajante y por supuesto, en la edad adulta, con el ejercicio de una sana sexualidad. Debemos procurar reducir el hábito de comunicarnos virtualmente, favoreciendo el contacto personal. Visitar en casa a familiares y amigos, apuntarse a una clase presencial sobre un tópico interesante, conversar o, aunque sea sonreírle al dependiente de la tienda, o a la vecina, y ofrecer nuestra propia compañía a quien está solo en nuestro entorno. Es un regalo mutuo para la salud cerebral.

  1. La personalidad controladora.

El doctor Gaona nos comentó en nuestra consulta que se ha encontrado una correlación entre la aparición de la enfermedad de Alzheimer y la personalidad controladora del paciente. Una persona que es rígida, que procura a toda costa hacer prevalecer su criterio frente a los demás, perfeccionista en el trabajo o en algún área de su vida, pero en detrimento de otra, muy seguramente su propia salud física. Todas estas características pueden contribuir a crear tal nivel de tensión cerebral, que terminan haciendo que el cerebro desconecte ciertas áreas, y la persona comience a perder capacidades cognitivas, que es de lo que se trata la enfermedad.

En este sentido, la acción preventiva es la reflexión y toma de conciencia. ¿Cuan rígido o flexible soy? ¿Qué áreas de mi vida presentan un desbalance de atención de mi parte? ¿Qué hábitos debo adoptar o desechar para incrementar mi flexibilidad? ¿Dejo fluir lo que me adversa o trato de controlarlo y cambiarlo? Estas y otras reflexiones y acciones son muy importantes y pueden hacerse con el apoyo de un psicólogo o de un coach certificado.

  1. Calistenia cerebral

Ejercitar el cerebro mediante juegos y diversiones como los crucigramas, la lectura o aprender una nueva destreza son estrategias muy difundidas para mantener las capacidades cognitivas. Pero puede hacerse algo más. Por ejemplo, además de leer o ver una película, comparta con amigos lo que aprendió, o compare impresiones con otro espectador o lector en su club de lectura. Escuchar música prestando atención a las melodías, memorizando letras de nuevas canciones son ejercicios cerebrales divertidos. En general, la música es maravillosa. Como dice el doctor Gaona: “es un masaje para el cerebro”. Aprenda un nuevo instrumento musical, a cantar o a bailar. Y no se afane por obtener un alto nivel de destreza: diviértase.

Otras recomendaciones que me impactaron de aquella consulta fue la de cultivar prácticas espirituales y mantenerse siempre ilusionado o con un nuevo proyecto. Esta combinación nutre y a la vez reta nuestras capacidades cognitivas. Por tanto, estas recomendaciones son válidas a cualquier edad. El objetivo es mantener a nuestro cerebro en excelentes condiciones cognitivas, permitiéndonos abrazar el cambio más fácilmente y con ello, poder alcanzar todas nuestras metas y sueños.



Deja tus comentarios aquí: