Banner Cabecera

Utiliza las vacaciones para que tus sueños te consigan

Este es un mes propicio para darle una tregua a la aceleración mental y física. Pronto comenzaremos vacaciones y entraremos en un proceso de descanso y quizá de mucha reflexión.

Estas semanas nos permiten reencontrarnos y hacer un balance de lo que hemos vivido estos meses del año, lo que hemos logrado como metas y lo que aún nos falta por alcanzar y/o modificar. Por eso, quiero aprovechar este break del verano para hablar sobre cómo enfocarnos en nuestras metas y cómo el poder de la mente, la transformación del alma y la absoluta certeza de saber que hasta allá llegaremos son las claves para que los sueños nos encuentren.

He vivido en carne propia los fantásticos resultados que obtengo al utilizar correctamente mi poder mental, la visualización y mi intuición. Igualmente, puedo decir que he obtenido lo opuesto al utilizar de forma negativa mis deseos con una visualización creativa errada.

Cuando queremos ejecutar un proceso de cambios en nuestras vidas y tomamos las riendas para lograr nuestros sueños, utilizamos varios sistemas que están en nuestra mente, nuestro cuerpo y nuestra alma engranados entre sí. Ese conglomerado de factores se juntan y se comunican para crear la estrategia de acción y, en un momento dado, estallan como fuegos artificiales, materializando el deseo que queríamos alcanzar.

Cuando esto sucede es porque te has abierto a lo verdadero que hay en ti, viviendo sin máscaras ni artificios y tu mente ha llegado a la conclusión —consciente o inconscientemente— de que eso iba a realizarse sin ningún tipo de duda. Tú has actuado manifestando lo verdadero de tu alma para conseguirlo. Tú has sido leal con tus deseos, implacable con la negatividad y te has lanzado a la protección infinita de los procesos universales. Aquí, todos esos sistemas que antes nombré —psicológicos, físicos y místicos— se han confabulado para ti de forma armoniosa.

Cuando eres leal contigo mismo, sin tratar de escapar de ti y no tratas de engañarte, es cuando todo sucede para tu evolución. Por eso, convirtámonos en lo verdadero y nuestros sueños nos encontrarán.

Los sueños nunca pueden ser etiquetados por niveles, porque esos niveles simplemente no existen. Para ti, algo puede tener un gran significado y para mí puede no tener mayor importancia y viceversa. Sea grande o pequeño, sigue siendo una percepción tuya o mía que no agrega valor. Aquí lo importante es que ese simple sueño es legítimo para quien lo tenga y es su derecho conseguirlo.

Estás en el camino de alcanzar tus sueños cuando:

  1. Estás claro sobre qué es lo que quieres alcanzar.

¡Esta es la semilla básica de tu sueño! Desde aquí partes hacia la búsqueda de lo que quieres que germine. Utiliza una imagen clara de tu objetivo concentrándote en ella como real y entonces, ya estarás con un pie dentro del zapato, listo para empezar a andar.

  1. Estás enfocado siempre en tu meta y no tienes dudas.

Este foco para alcanzar tu ideal es inmaculado en tu mente. Por lo tanto, la visualización es el fuego impulsor para que todo se desarrolle. Cuando visualizas claramente la idea, le das forma a lo que quieres, y esa imagen perfecta es la que se va a manifestar posteriormente. Así que cuando el foco es constante, nítido, sin dramas y no hay cabida para la duda de que el resultado estará allí, será cuando alcances todo aquello que visualizaste con anterioridad, porque las cosas simplemente sucederán para ti.

  1. Disfrutas del camino con una mochila de plumas a la espalda.

El proceso de lograr las cosas no necesariamente será fácil o difícil, ni tenso ni relajado. Será como tú quieras que sea. El camino que ahora emprendes es para tu propia felicidad. Lo que venga será para tu evolución como ser humano, por lo tanto eres tú el responsable de decidir cómo vivirlo. Puedes ver todos los obstáculos como piedras, o puedes verlos como un proceso espectacular y liberador que te llenará de aprendizaje, pero sin angustias. La mochila de carga déjala al universo, tú irás liviano. Solo encárgate de vivir a plenitud el proceso sin basura mental, porque este camino no volverá a ser igual a otro y porque el objetivo es disfrutar del proceso en sí mismo.

  1. Tu actitud mental es abierta y no rechazas.

La apertura a los cambios que vendrán, a todas las cosas que deberás ajustar, a todas las decisiones que tendrás que tomar, es necesaria para llegar a tu fin. Eres maleable y permeable, por lo tanto, moldéate a las circunstancias con apertura porque están sucediendo para ti. No tomes los inconvenientes como derrotas, porque ellos son simples piedritas que saltarás y seguirás andando. No rechaces esto del proceso, bendícelo y se transformará como por arte de magia.

  1. Permaneces agradecido al 100 %.

Aquí hay una clave secreta: agradecer por lo que no ha sucedido aún. Esto es un ritual de humildad y liberación tremenda que expande la potencialidad de los deseos, porque agradecer es darle la potestad a la vida de encargarse de ti porque tú confías en ella para hacerlo. Ella sabe con certeza cómo arropar tu alma y proteger tus sueños. Y porque esa humildad ante lo desconocido hace de ti una persona que reverencia el flujo sagrado del universo con sus causas y sus efectos. Este guiará tus pasos y estarás a merced de vivir la plenitud sin barreras.

Recuerda que el universo nunca te enviará algo más grande de lo que tú puedas soportar. Por lo tanto, convertirte en lo verdadero que hay en tu alma es actuar legítimamente y en armonía con lo que desea nuestro ser.

Tienes todo el potencial dentro de ti, y es mucho más grande de lo que imaginas. El único secreto es convertirnos en eso que es verdadero, y todos nuestros sueños nos alcanzarán.

Recibe todo lo mejor del universo.



Deja tus comentarios aquí: