Vinagre de manzana: curativo y relajante

Como ando en la búsqueda de las dietas desintoxicantes y los productos orgánicos, me encuentro escudriñando cuanta información hay por allí y esta vez me he topado con un producto que ya he probado en alguna ocasión, pero que no sabia cuan versátil es.

El  viejo vinagre de manzana tiene una inmensa cantidad de usos que muy bien puede competir con los productos del mercado, pero con una gran diferencia: es absolutamente natural, carece de preservativos y se puede conseguir en cualquier lugar muy fácilmente.

En términos medicinales, tomar un vaso de agua con dos cucharadas de vinagre de manzana todos los días puede reducir las alergias. Además, puede ingerirse todos los días.

Este remedio casero se recomienda para todas las personas aun cuando no sufran de alergias, pues la ingesta de este zumo ayuda al organismo a mantenerse limpio de toxinas.

Ahora bien, tomando una cucharada con agua tibia cada mañana sirve para aliviar los dolores relacionados con la artritis y coyunturas inflamadas.

Y en materia culinaria, un sabroso y saludable vinagre de hierbas nos ayuda a absorber con mas facilidad los minerales que se encuentran en las ensaladas que preparamos. Solo basta con agregar dos cucharadas de especies secas al frasco de vinagre de manzana para obtener una fresca y aromática vinagreta.

Como cosmético resulta fantástico si lo aplicamos sobre nuestro cabello después del shampoo para darle un toque extra de brillo. Ya lo he probado y les puedo decir que me dio resultados maravillosos.

También me enteré que actúa como un poderoso anticaspa por su efecto bactericida. Hay que masajear el cabello con una solución  de agua y vinagre en partes iguales y dejarlo actuar de 15 a 30 minutos para luego enjuagar con agua tibia.

Pude informarme que al frotarse directamente sobre la piel puede aliviar picadas de mosquitos, abejas y otros insectos, así como aliviar el ardor que causan las picadas de las llamadas  “aguamalas”, esos animales gelatinosos que invaden las playas en determinadas épocas del año.

Sumergirse en la tina con agua calentita a la que se le ha añadido un frasco de vinagre de manzana, tiene un efecto relajante maravilloso. Eso también lo probé y les aseguro que me relajó de inmediato.

Así pues para esas personas que están buscando un cambio hacia lo natural, les dejo esta información para que hagan la prueba con este producto que aun cuando parezca simple los dejará sorprendidos.



Deja tus comentarios aquí: