Y tú, ¿cómo aplicas el Yoga en tu vida?

Como yoguis viviendo una experiencia humana, son muchas las expectativas que nos genera empezar una práctica de trabajo corporal, mental, emocional y espiritual como es el yoga. Encontrarás muchos tipos de yoga: con mantras, sin mantras, rápidos, suaves e intermedios. Pero lo que realmente importa es cuán útil es en tu vida diaria, en tus momentos críticos y de incertidumbre. Allí es donde realmente encontrarás la forma de ajustar todo lo que haces en el salón de clase, pero aplicado a tu experiencia personal en la vida.

Si llevas mucho tiempo en esta disciplina te habrás dado cuenta de que las asanas (posturas), los mudras (posturas de las manos), los mantras y en general todo los elementos de una clase de yoga lo que pretenden es que puedas incorporarlos a tu vida, adaptándolos a tus circunstancias reales, creando tu propia forma de comunicación entre tu plano físico y lo divino; que más allá de quedarte quieto en una postura y atravesar la impaciencia, se trata de encontrar formas que te lleven a habitar el mundo de un modo más amable, amoroso y adaptable a los cambios.

Lo que pasa en ti y en las personas con las que te relacionas luego de que termina la clase es el verdadero yoga. Es cuando le encuentras tu propio significado a los mantras, a las asanas y a la devoción que está implícita en la práctica yóguica. Aprendes a darte tus propias respuestas sin consultar tanto a los demás, sin depender de otras opiniones, con la certeza guiada por el corazón y la intuición.

Ahora, si llevas apenas unos días o estás empezando tu práctica de yoga, tu cabeza debe estar llena de expectativas. Es normal, simplemente suéltalas y permítete vivir una experiencia única y personal y comparte con quienes te rodean los beneficios que empezarán a brillar en ti. Aun sin que te des cuenta, los demás lo notarán, y es ahí donde también hay un compartir, en el brillo de tu ser, en la energía que irradias a los demás, como dice mi profesora de Kundalini: “Que la sola presencia sane”.

La próxima vez que salgas de tu clase de yoga, respóndete esta pregunta: ¿Y yo cómo aplico el yoga en mi vida?

Sat nam



Deja tus comentarios aquí: