10 consejos para ser feliz con el corazón

Aquellas personas que tienden a priorizar en exceso la racionalidad en la toma de decisiones diarias deben escuchar más su corazón. Al igual que quienes se mueven por el sentimentalismo tienen que buscar el equilibrio de atender a la razón. Todos pasamos por etapas en los que nos olvidamos un poco de sentir.

De hecho, el estilo de vida marcado por la prisa es un modo de anestesiar los sentimientos, al adormecer los sentidos. En Inspirulina creemos que es muy importante desarrollar la sabiduría del corazón. Y te damos estos diez consejos para lograr este objetivo:

  1. Disfruta del cine como un punto de inspiración. Especialmente, al ver películas que envían un mensaje esperanzador.
  2. No te pongas una coraza. Sé tú mismo. Déjate conocer tal y como eres porque tienes mucho que aportar a la sociedad.
  3. Escribe un diario, anota pensamientos e ideas. Disfruta de este espacio de lectura como una experiencia vivencial.
  4. No pienses en aquello que harás mañana sino en aquello que vas a hacer hoy. Actúa ahora. El mejor día de tu vida es hoy, y el mejor momento es este instante. Vívelo con el corazón en letras mayúsculas.
  5. Expresa frases de amor. El lenguaje no se desgasta con el uso. Por tanto, sé generoso en palabras de afecto. Tú necesitas expresarlas y tus seres queridos, quieren oírlas.
  6. No actúes por el impulso ciego de una corazonada cuando tu razón te dice, con evidencias, que debes hacer lo contrario. Por ejemplo, por mucho que te apetezca contactar con tu ex después de haber roto, si tu razón te dice lo contrario, escucha tu pensamiento.
  7. Comparte tiempo con tus amigos porque la amistad es el alma de una existencia plenamente vivida.
  8. Simplifica tu realidad. No busques la lógica matemática en cada solución. Desarrolla la actitud del filósofo que hay en ti que se hace preguntas incluso sobre aspectos que no tienen respuesta.
  9. Alimenta tu corazón con la cultura del arte. Sentirás la libertad de la amplitud de horizontes.
  10. Como si fueses un astrónomo, observa la inmensidad del cielo estrellado. Y te sentirás desbordado por la perfección de un universo que te hace tomar conciencia del misterio de tu propia realidad.


Deja tus comentarios aquí: