10 consejos prácticos para evitar lesiones de la columna cervical

10 consejos prácticos para evitar lesiones de la columna cervical

La vida sedentaria, la falta de ejercicios, las malas posturas y los esfuerzos físicos excesivos atentan contra la salud de la columna, en especial de la columna cervical. La higiene postural y la ergonomía nos enseñan a llevar a cabo nuestras actividades diarias adoptando posturas distintas con la finalidad de evitar  posibles lesiones.

La columna vertebral permite un amplio rango de movimientos de nuestro cuello y espalda, muchos de ellos llevados a cabo de forma casi inconsciente hasta que algún tipo de dolor en esta localización limita la normal actividad haciéndonos ver cuan importante es esta estructura para nuestra vida diaria.

Dolor en el cuello: ¿Cuál es su origen?

En la gran mayoría de los casos, en especial en adolescentes y adultos jóvenes, el dolor en el cuello se asocia con la ejecución de actividades en las que se requiere esfuerzo o  bien se llevan a cabo con malas posturas.  La exposición a estos factores a lo largo de nuestra vida lleva a un deterioro progresivo de la normal anatomía que abre paso a la aparición de la enfermedad degenerativa más frecuente del ser humano conocida como artrosis u osteoartritis.

Los malos hábitos posturales y los esfuerzos producen con el tiempo microtraumatismos que inicialmente suelen ser asintomáticos, pero luego se van presentando molestias de tipo tensión y contractura muscular, limitación para mover el cuello hacia los lados, molestias tipo calambres, corrientazos hacia los brazos y manos.  Una de las molestias más características que se presenta cuando ya hay desgaste del cartílago es el traquido articular, percibido como una sensación de ruido o de arena a nivel del cuello con los movimientos. Los vasos sanguíneos que se dirigen a la cabeza también son afectados por las lesiones de la columna cervical, lo que explica la aparición de síntomas como mareos, vértigos, cansancio mental y embotamiento que también pueden presentarse en esos casos.

Dolor en el cuello: ¿Cómo prevenirlo? 

  1. Evite las posturas sostenidas, en especial en flexión, si debe hacerlo interrumpa la postura cada 45 minutos y haga movilizaciones del cuello.
  2. Cuando vaya a buscar o a limpiar algo que se encuentre en alto use una escalera o banquito, nunca lo haga manteniendo la cabeza extendida hacia atrás.
  3. Evite mirar hacia arriba y hacia abajo de forma rápida o forzada.
  4. Cuando cargue peso trate de llevar pequeñas cantidades y repartidos entre ambos brazos.
  5. Cuide la postura frente al computador, no solo en la oficina, observe estos cuidados también en su casa. Tenga presente que el borde superior del monitor debe estar a la altura de los ojos para evitar lesiones en su columna cervical.
  6. Al hablar por teléfono sujételo con una de sus manos, evite hacerlo manteniendo el teléfono entre su hombro y su oreja
  7. No lea ni vea televisión cuando se encuentre acostado en la cama, si lo quiere hacer incorpórese y siéntese apoyando su espalda en el respaldar o la pared.
  8. Evite dormir boca abajo, la mejor postura al dormir es de medio lado con una almohada pequeña bajo el cuello y otra almohada en el espacio entre ambas rodillas.
  9. Procure hacer ejercicios con regularidad, en especial estiramientos de los músculos del cuello, acompáñelos por alguna técnica de relajación.
  10. No se automedique y consulte al médico si las molestias persisten.


Deja tus comentarios aquí: