10 cosas que no deberías decir a un vegetariano

La decisión de adoptar el vegetarianismo o veganismo como forma de vida puede ser considerada como extraña o complicada para muchas personas. Si tienes uno o varios amigos vegetarianos seguramente les has hecho muchas preguntas. Al contrario, si eres vegetariano, posiblemente te sientas en una constante ronda de entrevistas.

Decir en casa: “seré vegetariano” puede llegar a causar conmoción en la familia o en tu círculo de amigos. Si bien, cada año aumenta el porcentaje de personas que desean dejar la carne o disminuir su consumo ocasionalmente, la cultura latinoamericana no está totalmente preparada para el vegetarianismo. ¡Ojo! No ocurre igual en todos los casos. Si decides dejar la carne, muchas personas comprenderán tu decisión, pero seguramente también tendrás que escuchar algunos comentarios burlescos o de preocupación por los nutrientes que podrías dejar de consumir si no llevas una dieta adecuada.

Hace poco encontré  un artículo en el portal Huffington Post con el que seguramente se habrán identificado muchísimos vegetarianos alrededor del mundo. Las preguntas fueron enviadas por sus lectores a través de la redes sociales. Al leerlas pude confirmar que, sin importar el país, la curiosidad de las personas no vegetarianas es casi siempre la misma. Algunos de los comentarios fueron extraídos del artículo; otros, de conversaciones con amigos.

1. “¿No comes carne? Entonces, ¿qué comes?».  

Esta debe ser la pregunta más frecuente. Existen muchísimos platos nutritivos y libres de carne que son beneficiosos para la salud. Para muestra, échale un vistazo a estas recetas vegetarianas en Inspirulina.

2.  “No entiendo cómo no te puede gustar la carne”.

Comer o no comer carne es una elección personal y debe respetarse.

3. “¿Te da asco si como carne frente a ti?”

¡Descuida! Tu amigo vegetariano te comprenderá. Seguramente él también consumió carne en algún momento de su vida -quizás por mucho tiempo- y no debería juzgarte. Claro, existen excepciones.

4. “Te estás comiendo la comida de mi comida”.

¿Sabías que la cantidad de proteína vegetal usada para alimentar animales de ganado criados para producción es mucho mayor que la que se destina al consumo humano? Muchas personas deciden hacerse vegetarianos para dar su aporte contra el hambre en el mundo.  Según el portal Mundo Vegetariano se estima que la cantidad de grano que una vaca come en un día podría alimentar a 15 necesitados.

5. “¿Extrañas la carne?”.

Parece una pregunta simple e inofensiva, pero el hecho de tener que contestarla tantas veces, puede ser molesto para algunos vegetarianos.

6. “Eres vegetariano… Pero sí comes pollo y pescado, ¿ verdad?».

No. Ni los vegetarianos ni veganos lo hacen, pero los flexitarianos sí consumen carne ocasionalmente.

7.  «¡No sabes de lo que te pierdes!».

Seguramente la persona con quien hablas tuvo muchas razones de peso para tomar su decisión.

8.De eso se trata la cadena alimentaria. Comer animales es natural y siempre ha sido así”.

Otro comentario muy común. Piénsalo: ¿el hecho de que algo haya existido siempre es razón suficiente para que  permanezca así?

9. «¡… Pero Dios hizo a los animales para nosotros!»

¿Podrías confirmarlo? Piensa si quieres almorzar y pasar un buen rato o entrar en un debate religioso sin final.

10. «¡Estás loco! Yo no podría dejar la carne».

Aunque lo digas en broma, puede ser tomado como un comentario de mal gusto. Practica la tolerancia e intenta comprender su elección

Si no eres vegetariano y has hecho estos comentarios a tus amigos que sí lo son, podrías hacer tu mejor esfuerzo por evitarlos. Recuerda que, aunque no lo parezcan, pueden ser un poco incómodos y seguramente han tenido que escucharlos muchísimas veces. Si, al contrario, eres vegetariano y sientes que siempre te hacen las mismas preguntas, no es una buena opción llenarse de ira. Recuerda que el vegetarianismo es un movimiento que sigue en crecimiento y aún falta mucha información por difundir. Responde serenamente y recuerda que tus conocidos no lo hacen con la intención de causar molestias, sino porque desean saciar su curiosidad sobre tu elección alimenticia.



Deja tus comentarios aquí: