10 palabritas mágicas para vivir

“Que desastre, hasta mis debilidades son más fuertes que yo”, Felipe.

Todos enfrentamos momentos retadores en la vida, nos sentimos tristes, melancólicos. A veces incluso pensamos que las cosas nunca no salen bien, que no hallaremos la felicidad y que la vida es muy dura.

No existe un manual para vivir, nadie nos dijo que sería fácil o difícil, incluso hay algunos que dice que somos nosotros mismos quienes enredamos todo, nos encanta ver siempre lo negativo, no tenemos paciencia y queremos ir siempre a 100Km por hora.

Yo soy una persona muy optimista, eso no quiere decir que no tenga mis momentos de “explosión” pero la verdad desde hace mucho tiempo son poquitos. He tenido momentos duros, recientemente mi padre falleció, en diciembre para ser exactos y antes paso un año muy enfermito, y mi mamá falleció hace 3 años, vivir en otra ciudad no me permitía verlos o estar con ellos tanto como hubiera querido y aunque eso no me atormenta, de momentos me pasa por la mente.

Hace casi un año no quería estar más en donde trabajaba, me sentía estancada y casi desesperada por cambiar de trabajo. Gracias a los consejos de unas amigas, de mi coach y de mis propias reflexiones pude enfocarme y salir de mi zona de confort, por eso hoy quiero compartir estas 10 palabras mágicas, que han sido la base de mi vida desde hace unos años.

  1. Desapego: Soltar y dejar ir aquellas cosas que nos atormentan o que nos atan a dudas, al pasado y hasta cosas materiales.
  2. Gratitud: Valora lo que tienes, los amigos, la familia, hacer las cosas con amor y aprender de cada situación enfrentada es estar agradecido.
  3. Amor: Quiérete tu primero, así podrás querer a los demás. Acepta tus luces y sombras.
  4. Emociones: Vívelas y aprende a administrarlas, ser inteligentes emocionales es una regalo maravilloso.
  5. Perdón: No ofendas y cuida lo que dices. Si alguien te hiere perdónalo. Practicar el desapego ayuda al perdón.
  6. Resiliencia: Si la practicas, aprenderás a sobreponerte al dolor y situaciones adversas. Mantén siempre tu mente positiva.
  7. Asertividad: Ejercitar esta palabrita nos ayuda a comunicar mejor nuestros sentimientos e ideas. Sin ansiedad, culpa o rabia.
  8. Creencias: A veces nos limitan y otras veces nos motivan, reconócelas y utilízalas como motor para tu impulso.
  9. Paciencia: Algunos dicen que es una virtud, yo doy fe de que puede aprenderse. Practícala sin miedo y con amor. No se trata de echarte en tu zona de confort, sino de soportar las dificultades para obtener lo mejor.
  10. Serendipia: ¿Te ha pasado que queriendo hacer una cosa resulta otra que, aunque no la estabas buscando, es buena? Hacer un hallazgo inesperado pero afortunado puede cambiar nuestras vidas. Por eso es bueno practicar ver el lado positivo de las cosas y de las “casualidades”.

Si trabajas estas palabras cada día, podrás darte cuenta de que no todo lo que nos ocurre en las adversidades es malo, en situaciones de crisis o dificultades podemos hacer grandes hallazgos, sobreponernos e impulsarnos para alcanzar nuestras metas.

“La felicidad es una manera de viajar, no un destino”.



Deja tus comentarios aquí: