12 hábitos para tener un mejor balance en tu vida

12 hábitos para tener un mejor balance en tu vida

Nada está escrito. Se puede pasar varios años buscando dar vida al emprendimiento de tus sueños y el éxito ansiado, pero puede ser que las 24 horas del día no alcance y llegue el cansancio y la frustración.

En esta nota te invitamos a adoptar 12 hábitos para lograr tener mejor balance entre la vida laboral y familiar vida y trabajo, sugeridos en un artículo del portal entrepreneur.com. donde se destaca que ser emprendedor o líder exitoso en los negocios requiere de mucho trabajo.

1. Entender lo que significa “equilibrio”

Hay que pararse derecho con los pies un poco retirados para luego inclinarse significativamente a la derecha. ¿Se sigue de pie? ¡Eso se  espera! Esto sólo sirve para demostrar que el “equilibrio”, ya sea de trabajo o en la vida personal tiene más peso en un lado u otro, dependiendo de lo que está pasando en ese momento.

2. Dejar de lado el miedo

Para desarrollar un sano equilibrio entre el trabajo y la vida se tiene que dejar primero de lado el temor que si no se está trabajando, la empresa fracasará. Cuando se ha trabajado casi todo el día trabajo, hay que dejar de lado quizás alguna tarea pendiente y volver a intentarlo el día de mañana.

3. Programar actividades personales importantes

Hay muchas cosas que pueden caer rápidamente en el olvido si no se han programado a propósito. Hay que marcar en el calendario aquellos eventos personales importantes. Puede ser difícil de recordar en medio de un momento estresante en el negocio, pero son tan importantes como cualquier reunión.

4. Establecer límites

Si los clientes o colegas piensan que está bien llamar a las 11 pm si necesitan algo, lo harán. Se debe establecer límites firmes si uno no está disponible a esas horas de la noche. Si se hace, ayudará a relajarse cuando uno está fuera de hora y se evitará el agotamiento. Pero si se ha mantenido anteriormente una política de puertas abiertas a todas horas del día y ahora se quiere cambiar de horario, hay que notificar esos cambios de horario de una manera profesional.

5. Pensar con cuidado dónde se vivirá

Warren Buffett dijo a los estudiantes de MBA hace unos años que la razón por la que eligió vivir en Omaha – en lugar de Nueva York u otras ciudades cercanas a la escena financiera – fue porque Omaha le ayudó a mantener una vida más equilibrada. Incluso si uno no puede elegir la ciudad, se puede elegir el barrio. Hay que hacerlo con la conciliación de la vida laboral ideal en mente.

6. Apagar los teléfonos

Con los teléfonos inteligentes y las crecientes demandas de los trabajadores, ahora se vive compenetrado dentro de la “cultura tecnológica”. Sin embargo, uno tiene el poder sobre estos dispositivos por lo que se puede apagarlos lo que ayudará enormemente a mantenerse más enfocado durante los períodos productivos.

7. Administrar la energía, no el tiempo

Todo ser humano tiene ciclos naturales de energía durante todo el día. Si se piensa cuidadosamente acerca de sus propios ciclos, es probable que uno sea capaz de identificar momentos en los que por lo general se siente más centrado y productivo, así como los tiempos en que se prefiere meterse en la cama que pasar otro tiempo sentado frente a la computadora o hablando por teléfono.

Así que en lugar de tratar de programar cada minuto del tiempo, se debe programar las tareas de acuerdo con la energía.

8. Planificar el tiempo de vacaciones

Las vacaciones no tienen por qué implicar un paraíso tropical de una semana de duración porque un día fuera de la oficina puede ser suficiente para hacer que uno se sienta centrado y con la mente relajada y fresca. Así que si se está muy involucrado en el negocio por lo que realmente no se puede estar ausente, aunque sea por un día, es el momento de aprender a delegar para dejar las responsabilidades adicionales al equipo de trabajo.

9. Unirse a grupos sociales

Si resulta difícil socializar porque siempre uno está trabajando, se debe considerar unirse a algunos grupos. Destaca, por ejemplo, Meetup.com, o tal vez o unirse a una liga de equipo deportivo no relacionado con el negocio. Hay que concentrarse en busca de nuevas oportunidades para conocer nuevos amigos.

10. Delegar tareas del hogar

Si se tiene la capacidad y dinero extra para hacerlo, se debe considerar el alquiler o la delegación de las tareas del hogar. Por ejemplo, una persona podría venir una vez a la semana para encargarse de la limpieza o contratar un servicio de césped que puede ahorrar las horas que a uno le gustaría estar disfrutando con la familia.

11. Programarse en el calendario

Se deben programar bloques específicos de tiempo ininterrumpido para las tareas más importantes. Si se trabaja en una oficina hay que asegurarse que los compañeros de trabajo respeten este “lapso de tiempo”: hay que cerrar la puerta de la oficina, bajar el timbre del teléfono y desactivar las notificaciones de correo electrónico y de texto.

12. Limitar las horas de trabajo

Trabajar muchas horas no es bueno para nadie. La conciliación no es un sistema de tener su trabajo sino una manera de asegurarse que se están cumpliendo tanto las prioridades de trabajo como las prioridades personales. A veces eso significa más horas de trabajo, y otras veces significa menos. En cualquier situación, en el desarrollo de los hábitos mencionados anteriormente, uno estará bien en su manera de desarrollar y mantener un gran equilibrio entre el trabajo y vida.

Vía: entrepreneur.com



Deja tus comentarios aquí: