12 sugerencias para manejar los altibajos emocionales

Solemos enfrentar variaciones de nuestro estado de ánimo, podemos estar felices, confundidos, ansiosos, deprimidos, rabiosos, etc. Es como un cóctel emocional que nos acompaña en la vida, y de eso pretendo conversar en este artículo ya que muchas personas me preguntan si esto es normal y si hay alguna manera de mantenerse en una estabilidad emocional permanente.

El psicólogo Robert Plutchik, profesor emérito del Albert Einstein College of Medicine (Estados Unidos), dice que las emociones son como los colores: hay tantos matices como mezclas de los básicos. Todos tenemos altibajos emocionales, forma parte de nuestra condición humana. Observa a un niño: llora, ríe, se molesta, se alegra, las emociones van variando en el transcurso del día.  Es decir, es normal a menos que estemos frente a trastornos más graves como la bipolaridad que lleva a la persona de un estado de depresión a una de euforia en forma drástica y que, por supuesto, requiere de atención médica.

Obviamente que deseamos estar el mayor tiempo posible desde la felicidad y la paz, ¿quién no?, para ello, y basados en que en lo que te enfocas se expande, te recomiendo los siguientes pasos:

  1. Una de las herramientas más poderosas es centrarte en tu esencia, en tu ser y para ello el cerrar los ojos y hacer por lo menos diez respiraciones profundas suele ser muy poderoso desde el momento que te reconecta con tu centro y te separa de las circunstancias externas.
  2. Comenzar el día agradeciendo por el regalo que se te ha concedido de un día más.
  3. Tener certeza de que todo lo que te pasa tiene una bendición, sea positivo o negativo, y que en lugar de resistirte debes ser flexible para desde allí generar acciones novedosas que te permitan crecer.
  4. Conversa con un amigo o amiga de tu confianza para que puedas drenar o hacer catarsis de lo que estás sintiendo; el desahogo suele ser reconfortante.
  5. Escribe en un cuaderno o guarda en una caja o frasco cada situación positiva que te ocurre cada día.
  6. ¡Ama! Así como lo lees, el amor es el mayor antidepresivo que existe. Si no tienes pareja en la actualidad mantente en apertura para el amor y recuerda amarte a ti mismo(a) a tus amigos, a tu familia, a tus mascotas.
  7. Intenta observar lo que te rodea con sorpresa. Como si lo estuvieras viendo por primera vez, maravíllate de la vida, asómbrate de ese don de la vista que tienes y por supuesto de los demás sentidos que te fueron otorgados, de la risa de alguien, del cantar de un pájaro, de una hermosa canción.
  8. Ríe cada vez que puedas, la risa es terapéutica y te mantiene estable en una actitud positiva.
  9. Llora si deseas hacerlo, no reprimas la emoción porque el llanto es liberador.
  10. Aléjate de personas tóxicas, negativas, quejumbrosas; y no me refiero a que los saques de tu vida porque pueden incluso ser tus familiares, pero procura no pasar la mayor parte del tiempo con personas así, y cuando no te quede otra alternativa no te enganches en la negatividad; es preferible verlos con amor y compasión.
  11. No traslades tus problemas, hay personas que llevan sus problemas personales a la oficina y viceversa, o que tienen un problema con alguien y lo paga la primera persona que se encuentren, lo que por supuesto tiende a complicar las cosas y quedarnos más en los bajos emocionales que en los altos.
  12. Que las críticas no te desinflen y que los halagos no te inflen, de la crítica saca el aprendizaje, del halago disfruta esa felicidad, pero mantente consciente de tu humildad y recuerda que siempre habrá días buenos y días malos, pero tú tienes el potencial para superarlos, que de eso se trata la vida.

¡Te emocionas, sientes, estás vivo(a)! No te resistas, acepta que es normal que tengas variaciones de ánimo, permite que ocurran y fluyan con la seguridad de que pasarán, déjalos pasar… mientras más te dejes afectar por esos cambios más se quedan en ti.



Deja tus comentarios aquí: