3 Consejos para una Operación Bikini Efectiva y sin Dietas Milagro

Cuando hablamos de la operación bikini casi siempre pensamos en morirnos de hambre y matarnos haciendo ejercicio para vernos aunque sea un poquito mejor en el traje de baño. Pero ¿qué tal si te digo que no necesitas nada de eso para lograr el subidón de autoestima que te da el deshacerte de un par de kilos y poderte poner aquel pantalón que hace años no te entraba?

Bajar de peso rápido y aplanar tu estómago en poco tiempo es posible sin necesidad de recurrir a una absurda dieta milagro o a una rutina de ejercicios inhumana si sigues estos consejos:

1) No disminuyas demasiado tus calorías.

Las calorías siempre han estado de moda y hasta el perro del vecino sabe que tiene que bajar la cantidad de calorías que consume para poder adelgazar. Sin embargo, las dietas muy hipocalóricas en realidad no funcionan. Puede que bajes algo en los primeros días, pero en menos de lo que te des cuenta tu cuerpo va a disminuir tu metabolismo (para adaptarse a la situación) y además de sentirte miserable la balanza no se va a mover ni un milímetro. Eventualmente te va a ganar el hambre y vas a lanzar la dieta al infierno, acabando con lo que se te atraviese. Nada bueno.

En lugar de eso, es mejor variar la cantidad de calorías que consumes a lo largo de la semana alternando días en los que comes más, y días en los que comes menos. Este enfoque se ha usado exitosamente en muchas dietas y es mucho más efectivo que comer todos los días lo mismo. En este artículo explico con más detalle cómo funciona: Ciclo de carbohidratos para perder grasa y ganar músculo.

2) No hagas demasiado ejercicio.

Otro error garrafal es pensar que a punta de ejercicio vas a quitarte la barriga y vas a arreglar todo lo malo que has venido comiendo en los últimos meses (¡o años!). Peor aún, quizás crees que necesitas instalarte por horas y horas en la caminadora o irte a hacer una maratón. Pues resulta que este tipo de actividades aeróbicas de baja o media intensidad no hacen nada por tu metabolismo y encima te pueden hacer perder músculo si las haces en exceso. No me malentiendas, hacer ejercicio es genial y por supuesto que si te encanta caminar o trotar, o por cuestiones de salud es la única actividad que puedes hacer, entonces ¡no vayas a dejar de hacerlo!

Pero si lo que quieres es quemar grasa y mantener un físico en forma lo más rápido posible, entonces regálate una buena dosis de entrenamiento de intervalos de alta intensidad (o HIIT en inglés – hight intensity interval training). Sin necesidad de ponerme muy fancy lo que quiere decir esto es que debes hacer ejercicios de corta duración pero lo más intensos que puedas. Haciéndolo de esta forma puedes obtener resultados espectaculares en apenas unas semanas con tan sólo 10 a 15 minutos de ejercicios diarios.

3) No te llenes de porquerías “light” ni alimentos de dieta.

De la mano con el primer consejo de no bajar demasiado las calorías viene éste que se refiere ya no al cuánto, sino al tipo de alimentos que comes. Así como no hay ninguna necesidad de caer en dietas milagro de esas en las que te mueres de hambre porque tus porciones sólo son visibles con una lupa, tampoco debes caer en la trampa mediática de los productos “light”. Este tipo de productos no sólo son versiones falsas de alimentos reales, sino que están cargados de sustancias sintéticas que no nutren a tu cuerpo y lo hacen funcionar mal. Y encima suelen tener un montón de azúcar y se venden como “de dieta” sólo porque son “bajos en grasa”. Te tengo noticias: el azúcar engorda, las grasas no.

Comer “productos light” no es ninguna garantía de perder peso, y hasta te puede salir el tiro por la culata. Por ejemplo, ya se ha demostrado que los refrescos de dieta (0 calorías) hacen engordar. Así que olvídate de lo “light” y céntrate más bien en lo nutritivo y saludable. Tampoco necesitas evitar las grasas ¡todo lo contrario! Incluye grasas saludables y una buena cantidad de verduras proteínas cada día y verás tu cuerpo rejuvenecerse y adelgazar como por arte de magia. En este artículo te cuento qué tipo de alimentos puedes incluir para lograrlo: Cómo perder peso rápido (sin arriesgar tu salud).

Sigue estos tres consejos a partir de ya mismo y no te sorprendas si en unas semanas la gente te empieza a preguntar qué dieta estás haciendo 😉



Deja tus comentarios aquí: