3 formas de conseguir lo que quieras siendo más consciente de ti mismo

A pesar de que te encontrarás a todo tipo de personas en la vida, tanto buenas como malas, es importante que sepas demostrar de forma efectiva qué tipo de comportamientos son aceptables para ti y cuáles no.

Trata a los demás de la misma forma en la que te gustaría ser tratado”, esta frase se ha arraigado en la mente de muchos de nosotros desde el jardín de infancia, pero a medida que vamos creciendo, este concepto evoluciona en algo más. Se convierte en el comportamiento que adoptamos cuando queremos que las cosas cambien.

Aprender cuándo hablar es un proceso de ensayo y error, pero si ganamos un mayor control sobre esto, mejorarán nuestras relaciones con los demás e incrementará nuestra satisfacción general sobre nosotros mismos.

A continuación tres formas de comunicar qué quieres:

  1. Determina qué te gustaría cambiar e identifica qué te está reteniendo

Imagina que estás hablando con un chico nuevo. Es atractivo, divertido y siempre os divertís juntos. Pero realmente nunca habéis tenido una cita real. Al principio no te molestó demasiado, pero a medida que ha pasado el tiempo te has dado cuenta de que el juego previo con él era una forma más divertida en el colegio, y que su comportamiento no es exactamente lo que te esperabas.

¿Por qué no dar tú el primer paso y decirle “Ey, quiero llevarte a un restaurante estupendo esta noche”?

La verdad es que si quieres algo más de una persona, no puedes asumir simplemente que te leerá la mente y sabrá qué paso dar a continuación. Tampoco tienes que complacer a tus amigos con sus comentarios, simplemente haz lo que te apetezca hacer, sin impedimentos. Nadie debe culparte ni tú debes sentirte mal.

Recuerda esto, hoy en día la falta de comunicación en las relaciones es, a menudo, el mayor problema. Piensas que las cosas están sucediendo despacio porque nadie comenta nada, pero lo que sucede es que nadie sabe con certeza qué está pensando el otro.

  1. Refuerza el comportamiento positivo

Tu desordenada compañera de piso puede ser que te esté volviendo loca, pero quejándote de lo que hacen los demás no va a hacer que se conviertan de forma automática en Mónica Geller.

En lugar de eso opta por reforzar los cambios positivos, las pequeñas cosas que realiza de forma correcta. Por si acaso no se da cuenta, muéstrale tu gratitud. Di algo como, “Muchas gracias por limpiar todo después de cocinar ayer a la noche. Sé que lavar los platos puede ser horrible, pero me encanta cómo está la cocina ahora”.

Es una manera disimulada de conseguir lo que quieres sin expresar de forma directa que su comportamiento está mal, esto ayuda a que la otra persona tome conciencia sobre lo que te parece bien.

  1. Rodéate de gente con valores similares y con perspectivas de vida que admires

Pasa tiempo con personas que no estén orientadas hacia un único objetivo, pero que sí estén de acuerdo con dejar cosas de su vida para seguir adelante.

¿Conoces a alguien a quien no le importe ir detrás de lo que realmente quiere? Te inspirará hablar con él/ella, conocer cuál es su situación, su perspectiva de vida y mantener el contacto a lo largo del tiempo. Pueden llegar a ser personas realmente inspiradoras para uno mismo, ya que, además, podrás pedirles consejo o preguntarles por tu situación actual.

Estas personas estarán encantadas de compartir sus conocimientos y puntos de vista, lo que te ayudará a tener un mentor experimentado para crecer.



Deja tus comentarios aquí: