3 reglas de oro para vencer un mal hábito

3 reglas de oro para vencer un mal hábito

Decir que tienes un mal hábito puede sonar como una tontería. La realidad es que el efecto de un mal hábito es comparable al de un mosquito atrapado en tu habitación cuando intentas dormir. No dejará de atormentarte a menos que lo elimines.

Tenemos una tendencia increíble a subestimar el impacto de un mal hábito. Esto ocurre porque estamos tan acostumbrados a él, que no somos capaces de percibir cuánto realmente nos afecta. Te voy a dar algunos ejemplos:

  1. El mal hábito de trasnocharte viendo series de Netflix hace que no puedas madrugar.  Como consecuencia, no te queda tiempo para hacer ejercicio. A la larga, empiezas a sufrir de dolor de espalda, a ganar peso y a tener problemas de autoestima.
  2. El mal hábito de quejarte siempre hace que enfoques toda tu atención en las cosas negativas de tu día a día. Como consecuencia, tienes una baja vibración, y sin darte cuenta, atraes personas y situaciones desagradables.
  3. El mal hábito de revisar tu celular a cada rato te hace perder un promedio de cuatro horas al día. Desperdicias una cantidad invaluable de tiempo que podrías usar para ser más productivo, para hacer actividades que te beneficien o compartir con tus seres queridos.

Muchas personas piensan que eliminar un mal hábito es una labor titánica. Es cierto que puede sentirse así al comienzo. En el video de hoy te explico la causa física de este fenómeno y cómo revertirlo. Lo bueno es que si sigues mis recomendaciones, podrás comprobar por ti mismo que es una tarea mucho más sencilla de lo que pensabas.

Ahora me encantaría saber de ti, ¿cuál es ese mal hábito que quieres eliminar? Déjame saber en los comentarios que estaré muy atenta responderte.

Me encantó compartir hoy contigo. Te veo en el siguiente video.

Créditos imagen: Photo by Stas Svechnikov on Unsplash



Deja tus comentarios aquí: