3 truquitos para eliminar 500 calorías al día

1.- Menos jugos y más agua

Las bebidas como jugos naturales, refrescos, merengadas y bebidas alcohólicas están cargadas de azúcares simples, las cuales pasan tan rápido por nuestro sistema digestivo que nos aportan pocos nutrientes esenciales, dejando mayormente pura AZÚCAR. Por el contrario, el agua no aporta calorías, por lo que no engorda y puede ser tomada a libre demanda sin riesgo alguno. Un vaso de jugo tiene entre 100-150 calorías y una lata de refresco 140 calorías. Con tan sólo acompañar tus comidas con agua, te estarás ahorrando entre 450-500 calorías al día.

Así, que si bebes agua antes y durante tus comidas, no tienes nada que perder, sólo ganas en la posibilidad de adelgazar más y en cubrir las necesidades de hidratación corporal.

2.- Usa platos de postre

Menos espacio en el plato significa un control automático de la porción y tú sentirás cubierta tu necesidad psicológica por un plato full de comida. De esta manera disminuyes el contenido total de calorías porque la ración es menor, comes menos y perderás peso. Los primeros días sentirás que no comiste lo suficiente, así que te sugiero comer LENTO (15-20 minutos por comida) ya que es el tiempo requerido para que se activen tus hormonas de saciedad a nivel del sistema nervioso central. Esta es la manera más fácil de ahorrarte 500 calorías cada día. Simplemente utiliza un plato de menor tamaño y obviamente no repitas.

3.- Cepíllate los dientes automáticamente luego de comer

La menta nos calma la ansiedad y las ganas de seguir comiendo. Es necesario que tengas a la mano tu cepillito viajero o un paquete de chicles o caramelos de menta sin azúcar. ¿No te ha pasado que te acabas de cepillar y te ofrecen algo de comer y no lo pruebas ya que simplemente no te provoca? Así mismo funciona, te invito a que implementes este truquito y notarás la diferencia.

Por otro lado si eres de las personas que no comen mucho durante el día, pero al llegar la noche, después de la cena, te da mucha ansiedad y come de más, te sugiero que te prepares un  té de menta y endúlzalo con Stevia o Splenda. Sentirás un alivio y calmarás esas ganas de seguir comiendo, luego del té aprovecha y cepíllate los dientes para acostarte a dormir.



Deja tus comentarios aquí: