4 diferencias entre una relación sana y una tóxica

relación sana y una tóxica

En las relaciones se pueden confundir actitudes positivas con actitudes tóxicas, porque muchas veces la línea es muy delgada. Hay actitudes y conductas que podemos considerar positivas, pero que en realidad son muy tóxicas así como todo lo contrario. Es importante entender las diferencias entre una relación sana y una tóxica.

Es muy importante entender en qué momento una relación es sana y en qué momento puede convertirse en algo tóxico. Por ello es tan importante comprender las diferencias entre una relación sana y una tóxica.

En las discusiones: Todas las relaciones, hasta las más exitosas, tienen discusiones en algún momento. ¿Cuál es la diferencia entre una relación sana y una tóxica con respecto a la discusiones? Lo que ocurre después. En una relación sana existirá el espacio para conversar y encontrar soluciones a lo que ocasionó la discusión, por el contrario en una tóxica se tratará de dejar atrás el problema sin buscar soluciones.

Sobre la comunicación: Este es un aspecto muy importante y muy claro en cuanto a la diferencia de una relación sana a una tóxica. En una relación sana, aunque existan momentos difíciles, la comunicación siempre es clara y directa, porque entienden que es lo mejor. Mientras en una relación tóxica nunca habrá claridad y siempre las indirectas serán parte de la situación.

Se podría confundir una conducta positiva con una tóxica y viceversa

En cuanto al espacio: Se puede cometer el error de pensar que una pareja que está todo el tiempo junta tiene una actitud sana, cuando en realidad es todo lo contrario. Una pareja sana se da espacio para que cada uno tenga sus propias actividades y se desarrolle de forma individual.

Acerca del respeto: El respeto es clave en una relación sana, pero no solo en cuanto a no ofender a la persona que tienes a tu lado, sino a respetar sus deseos, su forma de ser, sus metas, sueños e incluso miedos. En una relación tóxica estos aspectos no estarán presentes y no existirá ese respeto por todo lo que tu pareja.

Hay situaciones donde la frontera entre una cosa y otra es muy delgada, pero es muy importante entender las diferencias entre una relación tóxica y una sana, para poder saber en qué momento una situación no es la adecuada y trabajar para mejorar y no llevar la relación a una crisis.

Foto creada por freepik – www.freepik.es



Deja tus comentarios aquí: