4 mitos sobre el amor

Si buscas en un diccionario la palabra amor, la encontrarás definida como «afecto intenso», «romance», «adoración», «fuerte apego» y «atracción personal». Un día como el Día de San Valentín o de los enamorados nos anima a mantener estas definiciones de amor en el primer plano, pero pensar en el amor exclusivamente en términos de las definiciones culturales nos impide experimentarlo más directamente, más orgánicamente.

Muy pocos nos damos cuenta de que podemos redefinir el amor por nosotros mismos y para nosotros mismos, es decir, podemos elegir reconocer que las canciones pop y las comedias románticas nos dan una versión del amor a la que estamos acostumbrados y perpetúan los mitos sobre lo que es el amor y lo que no es. Pero a pesar de estos mitos, tenemos la capacidad de explorar un mundo infinito de posibilidades y experimentar el amor de una manera más esencial: para nosotros mismos, para amigos, familiares y compañeros románticos e, incluso, para la vida misma.

Basados en eso, a continuación presentamos algunos de los mitos más comunes sobre el amor según los últimos años de investigación y escritura, resultado de hablar con cientos de estudiantes sobre lo que el amor significaba para ellos. Aun reconociendo que estos son, de hecho, mitos y no verdades universales, existe un gran poder en la identificación de falsas creencias, ya que reconociéndolas como tales podemos elegir escribir nuestras propias historias de amor.

  1. El amor es un objeto fuera de nosotros, es para ser alcanzado: La mayoría de nosotros estamos familiarizados al menos con la idea de amarnos a nosotros mismos, sin embargo, no damos prioridad a practicarla en nuestras propias vidas.
  2. El mejor amor es el amor romántico: Todos conocemos los clichés que acompañan al amor romántico. Al principio es la persecución; luego viene la fase de luna de miel, cargada de éxtasis; después de que la fase de luna de miel termina, podemos experimentar la plenitud, o peor, el tormento. Esperamos que las olas de tormento y éxtasis cambien, o invocamos a Cupido para una nueva flecha.
  3. El amor nos arreglará y nos completará: Nadie nos puede arreglar o completar, esta falsa idea solo refuerza la creencia de que necesitamos arreglarnos o que no estamos enteros.
  4. Tenemos que amarnos a nosotros mismos antes de que podamos amar a otro: Muchas personas aman esta idea, de alguna manera trae consuelo, y ciertamente se destaca entre los otros mitos sobre el amor romántico como el Santo Grial. Sin embargo, se sabe de un montón de personas que son increíblemente amorosos y de gran apoyo para los demás, aunque no se dan suficiente atención propia.

El proceso de amarse uno mismo es igualmente difícil y, como todas las formas de amor, es un proceso dinámico que implica ampliar nuestra perspectiva para permitir una conexión más directa con nuestra experiencia, con cada momento. Cuando pensamos en el amor propio como la clave de otro tipo de amor, no reconocemos la práctica del amor propio como continua e inextricablemente ligada a nuestra capacidad de conectarnos con nuestras experiencias y relaciones en todas las facetas de la vida.

Reconocer el amor verdadero y sentirlo en nuestras propias vidas no significa que borremos estos mitos de nuestra conciencia. Están alrededor, para bien o para mal. Podemos utilizar toda esta información para derribar creencias y crear nuevas maneras de vivir y disfrutar.



Deja tus comentarios aquí: