4 pasos para ser feliz en el trabajo

Ya son casi 8 años desde aquella noche cuando decidí, junto con unos amigos de la universidad, comenzar un proyecto para entregar servicios tecnológicos de calidad. Cada uno de nosotros había trabajado en diversas empresas de tecnología y durante esa cena nos comentábamos cómo sentíamos que las cosas debían ser realizadas de una mejor manera y con una mejor actitud, queríamos hacer las cosas de una manera diferente.

En todo este tiempo me he dado cuenta de que el hacer las cosas bien en servicios tecnológicos, depende no sólo de las aptitudes, sino también de las actitudes, y el leer diversos libros contribuye al crecimiento personal y profesional que pienso que todos requerimos para llegar a la felicidad absoluta.

Entre estos libros me he topado con Fish, en el cual se muestra cómo al cambiar la actitud se puede disfrutar de la vida cotidiana y del trabajo por muy aburrido o sin importancia que uno pueda pensar que este sea.

fish

Fish habla sobre cómo una pescadería en Seattle, Estados Unidos, hoy en día se ha convertido en uno de los sitios más famosos del país por lo bien que lo pasan sus empleados y clientes. Yo no creía esta historia hasta que investigué un poco, encontré este video, y sólo observando cómo trabajan estos pescaderos pues me interesé en cómo aplicar esta cultura a los servicios de tecnología. Ciertamente si esto se puede lograr en una pescadería, estoy 100% seguro que se puede conseguir en un departamento de soporte técnico.

Ahora bien, ¿cuáles son los secretos de esta cultura Fish? Según los autores Fish cambió de ser una pescadería aburrida y amarga, a un sitio feliz y muy rentable, siguiendo estos pasos:

  1. Elige tu actitud: en el marco profesional, y específicamente, en un trabajo tan complejo como lo es el soporte técnico a usuarios, escoger la actitud es clave. Un ingeniero de soporte puede sentirse que simplemente lo llaman cuando existe una falla, entonces escogerá atender el teléfono con una voz aburrida y tratará de salir del caso lo antes posible, por otro lado, puede asumir una actitud positiva, sentirse famoso, y saber que su acción y su sonrisa son importantes para sus fans: sus clientes.
  2. Juega: como bien lo lee, el trabajo es como un juego, aunque uno bastante serio. Pero ¿qué nos impide pasarla bien al hacer nuestro trabajo? ¿Qué nos impide atender a una persona y comentarle sobre una canción que nos gusta y hasta tarareársela mientras vamos ayudándolo? Al jugar nos divertimos, nos alegramos y obtenemos energía adicional. Se puede tomar en serio el trabajo, sin ser necesariamente serios en la realización del mismo.fish2
  3. Alegra el día a tus clientes: para nosotros, lo más importante es atender y hacer sonreír a nuestros clientes. Una vez una directora de un hotel importante nos dijo que realmente les alegramos el día cuando comenzamos a trabajar con ellos en 2009, y un vicepresidente de una empresa de información nos dijo que éramos como ¡el geek squad! En este sentido, podemos fomentar la energía y buena voluntad con quienes nos rodean, clientes o colaboradores, si les hacemos pasar un buen momento en nuestra compañía. Esta sinergia facilita la gran conexión para establecer relaciones plenas y provechosas.
  4. Vive el presente: el futuro no existe, el «qué hubiera sucedido si» tampoco, lo único que existe es ahora, ¿qué podemos hacer para estar presentes con nuestros compañeros de trabajo y con nuestros clientes? Existe tiempo para soñar y divagar, pero debemos reconocer los momentos en los cuales debemos estar 100% presentes de cuerpo, mente y alma. Debemos tener empatía, conocer y apoyar a nuestros clientes y colaboradores en sus necesidades.

Finalmente, al poner en práctica estos cuatro pasos, se logrará sentir 100% bien con lo que hace, sin importar lo rutinario que pueda ser.

 



Deja tus comentarios aquí: