40 años y la luna sigue allí

No se cuándo escuché por primera vez El lado oscuro de la luna, pero estoy seguro que no fue hace 40 años. Una vez un amigo me comentó «estos tipos de Pink Floyd tienen que ser extraterrestres». Aún no le he visto las antenas a Roger Waters, pero más allá de la interpretación literal de  la frase, al escuchar una y otra vez esta grabación es evidente que la banda era en sí misma una antena musical: acá hay un sonido que define una época musical, y a la vez, que está más allá del tiempo.

Además ¿qué mejor frase que «there is someone in my head and its not me»? Hay alguien en mi cabeza y no soy yo.

¿Quién será que está allí adentro?

Disfruta Dark side of the moon de arriba a abajo. Esto es Inspirulina de alta potencia.



Deja tus comentarios aquí: