5 actividades para fomentar niños responsables

No me las sé todas, ni mucho menos pretendo alardear de ser una madre perfecta. ¡No lo soy! En esto de la maternidad se aprende en el camino. Los hijos son los que guían tus pasos. Pero ¡Insisto! Hay cosas que debes tener claras antes de que los niños lleguen al mundo, como: ¿Qué tipo de padre quieres ser? ¿Qué crianza y valores quieres impartir a tu hijo? ¿Qué adulto quieres formar para la sociedad?

Ante estas interrogantes, y aclaro, no soy psicóloga, hay muchas herramientas que te pueden ayudar en tus propósitos como padre. Hablo desde la experiencia y aquí les comento lo que practico en casa con los niños. ¡Claro! Recuerda que la responsabilidad que le otorgues dependerá de su edad.

Rutina, rutina y más rutina

Considero que es la primera regla que debemos respetar cuando somos padres. Y puedes estar segura que es una actividad, ya que requiere de práctica constante. Todo comienza desde el nacimiento. Para los bebés rutina es sinónimo de orden, seguridad y confort. Mientras tu hijo está en la etapa de bebé quizás no sientas los beneficios de respetar cada segundo del reloj – y no hablo de esclavizarte, sino de ser ordenada- pero a medida que crece, sobre todo cuando empieza la escolaridad, créeme que verás la diferencia entre un niño al que se le ha enseñado el respeto por el horario y al que no. Las horas del baño, de la comida, del sueño, de los estudios e incluso de los juegos, tienen su momento.

La basura en su lugar

Tu hijo está creciendo y con él, sus compromisos. ¡Vaya! Suena raro que unas cositas tan pequeñas deban asumir deberes. Pero si queremos ser responsables como padres, tenemos que educar adultos responsables. Cuando estés limpiando la casa, no lo hagas todo tú sola. Esta actividad parece tonta, pero no lo es. Haz que tu hijo lleve la basura hasta el contenedor. Sé constante. ¡Hazlo divertido! Además, no es una tarea que requiera de gran sacrifico, pero que sí fomenta la colaboración dentro del núcleo familiar.

Zapatos y juguetes en orden

Establecer normas es vital en el proceso de formación de los niños. Una norma que debe ser la regla en todo hogar es el orden. ¡Cada cosa en su lugar! Deja que tus hijos sean los responsables de ordenar su calzado y sus juguetes. Enséñales que el orden los hará exitosos. Así como tengan sus espacios, así tendrán sus pensamientos. Y conforme van ganando años, de los zapatos y los juguetes pasamos a su habitación y así, actividades más complejas.

A los niños hay que enseñarles que todos tenemos responsabilidades y que hay que cumplir con ellas.

Las mascotas requieren atención

A partir de los seis años los niños son capaces de poner agua y comida a las mascotas. Han visto a mamá o a papá hacerlo durante mucho tiempo y ahora les toca a ellos. Diversos estudios han demostrado que la interacción de los niños con una mascota, les da la oportunidad de expresar cariño y afecto, ayuda en su madurez, los hace más sensibles y tolerantes, les enseña disciplina, organización y sentido de la responsabilidad.

Una acción solidaria

De muchas maneras podemos contribuir con la sociedad y con el planeta para hacer de nuestro entorno un mundo mejor. Ya sea reciclando, reusando, ahorrando los recursos naturales o regalando sonrisas, podemos enseñar a nuestros hijos el valor de dar, pero ¡ojo! sin recibir nada a cambio, más que la certeza de que con nuestra acción estaremos construyendo nuevos caminos. Hace ocho meses involucré a mis hijos con la iniciativa que lleva por nombre Tapas por vidas Venezuela y desde entonces hemos recolectado seis mil tapas (con la ayuda de cientos de personas) que ayudarán a los niños con cáncer.

Espero que estos tips te sean útiles. El consejo más importante antes de despedirme es que te mantengas firme y no pierdas la paciencia. La educación más importante la reciben los niños en casa y los padres debemos dar el ejemplo. Cuidemos nuestras acciones y hagamos de nuestros hijos personas confiables y responsables.



Deja tus comentarios aquí: