5 bebidas realmente saludables

5 bebidas realmente saludables

Con todo el revuelo de las fechas y el retorno a la rutina luego de las fiestas y las vacaciones, hay una tendencia clara a querer cambiar los hábitos y hacer nuestro mejor para ser más saludables. Son esos “propósitos de año nuevo” que si bien es cierto suelen ser muy ambiciosos (y por eso no siempre se cumplen) tienen su mejor intención.

Temas como mejorar la alimentación, ser más activos, aprender algo nuevo, leer más, compartir más con amigos y familiares, entre otros suelen ser los primeros en esa lista. Y al hablar de alimentación, no puedo dejar de pensar en la coherencia que se requiere a la hora de elegir las bebidas que acompañarán estas comidas, pues lamentablemente con tan solo una bebida, podemos alejarnos de nuestros propósitos sin darnos cuenta.

Así que he decidido compartir las 5 bebidas que considero son las más saludables y por supuesto tienen evidencias científicas que las respaldan:

1. Agua: Seguro no te sorprende encontrarla de primera en mi lista, pero ¿sabías que muchas personas viven en un estado de deshidratación crónica que puede afectar incluso la capacidad de pensar con claridad?

En un estudio reciente en la Universidad East London, se descubrió que más de la mitad de los escolares evaluados se encontraban en un estado de deshidratación leve al comienzo del día. A los niños se les realizó una prueba para medir el rendimiento cognitivo, y luego se les dieron vasos de agua y se volvieron a analizar. En casi todas las medidas, incluida la felicidad, la atención visual y la búsqueda visual, sus puntajes aumentaron.

Si tienes dificultad para cambiar al agua, prueba con agua con gas. Se ha demostrado que el agua carbonatada alivia la dispepsia (dolor, hinchazón y náuseas), así como el estreñimiento.

Si prefieres tomar bebidas con algún sabor, puede intentar hacer infusiones en agua fría (con gas o sin gas) con una rodaja de cítricos, hojas de menta fresca, pepinos, fresas en rodajas y hasta el jengibre en rodajas.. Para infunsionar el agua, solo necesitas una jarra, colocas las rodajas y enfriarla en el refrigerador.

2. Té verde: Ampliamente reconocido como una de las mejores bebidas por su contenido de antioxidantes, compuestos muy estudiados por su potencial en la presencial del cáncer y más recientemente reconocido por reducir así el riesgo de enfermedades cardiovasculares.

Un estudio publicado en el Journal of the American College of Cardiology encontró que los adultos chinos eran menos susceptibles que los australianos blancos a la disfunción endotelial. ¿Cuál era su secreto? Los investigadores creen que era la dieta tradicional china de los participantes, incluido el té verde, rico en flavonoides.

Tenga en cuenta que agregar leche (de vaca o vegetal), reduce drásticamente la biodisponibilidad de los antioxidantes en el té. Sin embargo, agregar limón (específicamente la cáscara) aumenta los niveles de antioxidantes por su alto contenido en coenzima Q10.

3. Flor de Jamaica: En 2010, se realizó un extenso estudio sobre el contenido antioxidante total de más de 3,100 alimentos, bebidas, especias, hierbas y suplementos utilizados en todo el mundo. Este estudio incluyó 283 bebidas. De todas las bebidas incluidas, se descubrió que la infusión de hibisco (flor de jamaica) resultó ser la más rica en antioxidantes.

Cuando se trata de contenido antioxidante, el hibisco supera al té verde, pero el hibisco aún carece del peso de la evidencia cienctífica. Hay solo unos pocos cientos de estudios publicados sobre el hibisco, en comparación con miles de té verde, pero el hibisco parece tener propiedades antiinflamatorias, ayudar a reducir la presión arterial alta, ayudar a reducir los niveles de ácido úrico en los pacientes con gota y mejorar los niveles de colesterol y triglicéridos. en pre-diabéticos y diabéticos.

4. Café: El café ha sido durante mucho tiempo una bebida controvertida en lo que respecta a nuestra salud, pero la evidencia más reciente sugiere que esa mala reputación necesita ser desmontada.

Por supuesto, lo que se hace con el café, es decir, cómo se hace el producto final, tiene un impacto significativo en lo saludable (o no) que pueda ser. El hábito de agregar azúcar, leche, saborizantes artificiales, jarabe de maíz alto en fructosa y otros productos, definitivamente reducen los beneficios e incluso puede hacerlo poco saludable.

Los más recientes hallazgos han descubierto que el café es bueno para mejorar el estado de ánimo, el tiempo de reacción y la función mental general. Mejora la circulación al dilatar los vasos sanguíneos y puede reducir el riesgo de demencia, accidente cerebrovascular, diabetes tipo 2 e incluso ciertos tipos de cáncer. (El café contiene una de las principales fuentes de antioxidantes en la dieta occidental)

Es posible que haya escuchado que el café debe evitarse debido a la acrilamida, un posible carcinógeno en el café producido a través del proceso de calentamiento. Es cierto que las acrilamidas en algunos alimentos pueden promover el cáncer, pero ningún estudio científico respalda la idea de que beber café aumenta el riesgo de cáncer. Por el contrario, beber café en realidad puede reducir el riesgo de cáncer de boca, garganta, útero, próstata, seno, hígado, pulmón y piel.

5. Kombucha: Los estudios sobre la kombucha han encontrado polifenoles, ácidos y vitaminas, que se encuentran en el té verde y negro normal. De hecho, en un estudio, el té de kombucha tenía más antioxidantes que el té no fermentado. Sin embargo, aún tenemos mucho que explorar y aprender de la kombucha para confirmar todas las declaraciones que le asocian con propiedades funcionales. Por el momento sabemos que, además de los componentes beneficiosos que se encuentran en el té, se forman nuevos compuestos cuando se hace kombucha, que también puede tener efectos favorables.

Un compuesto es DSL (ácido D-sacárico-1,4-lactona). El DSL tiene el potencial de inhibir una enzima importante que puede estar relacionada con el crecimiento del cáncer. Se necesitan más estudios para determinar si esto también proporcionará beneficios a los humanos.

Por lo tanto, es probable que la kombucha tenga muchos de los mismos impresionantes beneficios para la salud de beber té. Y también puede tener algunos beneficios adicionales derivados del DSL y otros compuestos nuevos en la kombucha que no están en el té no fermentado.

Imagen de Jill Wellington en Pixabay



Deja tus comentarios aquí: