Mujeres: 5 consejos para cuidar de sí mismas

Según la Dra. Anne Merkel, psicóloga especialista en Medicina energética del Instituto ArielaGroup, las mujeres son quienes tienen la mayor carga bien sea dentro del hogar, los colegios, hospitales etc. Dedicamos más tiempo al cuidado de las demás personas que al bienestar propio.

¿Cómo hacer que este denominador común  se revierta a nuestro favor con el fin de convertirnos en las primeras de la lista? He aquí varios consejos:

  1. Anotar nuestro nombre en la agenda semanal. En el momento de hacer la agenda semanal para la familia, debemos reservar de 15 a 30 minutos para realizar alguna actividad que nos relaje, pero sobre todo que nos guste. Un tiempito privado dentro del cual practiquemos algo de meditación, relajación, caminar o darnos un baño de espuma relajante.
  2. Dormir lo necesario. Coordinar nuestro horario de manera que dediquemos entre 7 y ocho horas de sueño. De esta manera vamos a ayudar a nuestro organismo a revitalizarse nutriendo nuestras células y fomentando la digestión. Además, está comprobado que el dormir suficiente nos ayuda a mantener una actitud más positiva durante el día.
  3. Ejercitar nuestro cuerpo. El ejercicio siempre debería estar en nuestra agenda diaria. Podemos alternar los días de meditación o relajación con 15 0 30 minutos de caminata, bicicleta o subir las escaleras en vez de utilizar el ascensor.
  4. healthy-foodCuidar lo que comemos. Lo que preparamos para la merienda de nuestros hijos o esposos no necesariamente tiene que ser lo mejor para nosotras. Es importantísimo incluir frutas y vegetales en nuestra dieta diaria. Tener conciencia sobre las combinaciones que consumimos: Proteína+Vegetales/Vegetales+Carbohidratos/Vegetales +Frutas. Esta dieta nos suple de suficiente energía y nutrientes para mantener nuestro cuerpo en balance sin forzar la digestión. Hay que comer lo que se necesite pero sin excesos.
  5. Agradecer. Y finalmente,  pero no por ello menos importante, tratemos de reemplazar nuestros pensamientos críticos y negativos por aquellos positivos que nos hagan sentir bien. Escuchemos nuestra voz interna. Celebremos nuestros logros diarios y hagamos de ellos un pronunciamiento rutinario, con el fin de disfrutar más y mejor nuestro trabajo como mujeres, esposas, trabajadoras y madres.

¡Así que a disfrutar de la vida y a cuidar nuestra salud porque ambas se van igual de rápido!



Deja tus comentarios aquí: