6 datos que todo vegano debería saber

Nuestra forma de alimentarnos está cambiando. Distintas variables asociadas a la salud, al cuidado del planeta y a los derechos animales han influido en nuestra forma de comer. Algunas personas, luego de un complejo proceso reflexivo, deciden optar por una dieta que incluya menos carnes y más vegetales en su platillo; otros, eligen el vegetarianismo. Algunos deciden ir más allá y dejan a un lado todo tipo de alimento derivado de los animales. A ellos los conocemos como veganos.

Tomar la decisión de dejar la carne puede traer controversia, especialmente en la familia y demás círculos sociales en los que la persona se desenvuelva. En la cultura latinoamericana, el veganismo sigue siendo visto con sorpresa por muchos. Sin embargo, esta elección de vida sigue abriéndose paso entre las personas que quieren probar cosas nuevas, mejorar su salud o practicar a plenitud el respeto por la vida de todas las especies animales.

La elección de lo que comemos (o dejamos de comer) debe ser una decisión consciente y debe respetarse. Contra todo mito nutricional, el veganismo puede ser una opción de alimentación saludable si se lleva a cabo de una manera equilibrada. Por eso es importante que cuentes con la asesoría de un especialista en nutrición y dietética si quieres dar el salto hacia una vida libre de alimentos de origen animal.

Antes de dar tu paso firme hacia el veganismo, hay una lista de cosas que debes saber:

1. Tu familia y amigos te harán muchas preguntas

Entiéndelos. Tu dieta será algo nuevo para ellos y, para muchos, posiblemente simplemente sea una opción que desconocían por completo.

Como indica la nutricionista Julieanna Hever en el portal Huffington Post, las personas suelen ser muy sensibles ante las nuevas dietas, especialmente si esa elección desafía lo que siempre han creído.

En una cultura donde reina el consumo de carne, tu elección  puede ser incomprensible para muchos. Sin embargo, si tú te sientes cómodo con tu decisión y esto no supone ningún inconveniente para tu salud o tus ideales, deja clara tu opinión. Poco a poco se adaptarán a los cambios.

2. Debes encontrar nuevas fuentes de proteínas

Muchas personas te dirán que solo podrás encontrar proteínas en la carne. Esto no es cierto. Sin embargo, es importante que te informes sobre los distintos vegetales ricos en proteínas, preferiblemente con la ayuda de un nutricionista. También es prudente que recibas asesoría sobre los alimentos o complementos en los que puedas encontrar vitamina B12 y hierro.

La dietista vegana Valerie Rosser indica que toda comida debe contener proteínas. De allí, el Instituto de Medicina (de Estados Unidos) recomienda consumir, por lo menos, 0,8 gramos de proteínas diarias por cada kilogramo de masa corporal. Entre los alimentos vegetales con mayor cantidad de proteína destacan la soya natural, los granos como las lentejas, el seitán, la quinoa y los frutos secos.

3. No es una transformación mágica

Algunas personas deciden dar un cambio radical hacia su nueva dieta y superan el reto, pero no a todos les funciona así. La decisión de ser vegano requiere de tiempo para ejecutarse. La nutricionista neoyorquina Christian Henderson sugiere que se puede iniciar sumando alimentos de origen vegetal a su dieta y disminuyendo el consumo de comida preparada con derivado de animal. La especialista agrega que lo ideal es hacer cambios graduales y evaluar cómo se siente a lo largo del proceso para poder adaptarse mejor al nuevo régimen alimentario.

4. Sustituir la carne con comida chatarra no es una opción saludable

La creencia de que los veganos tienen un estilo de vida sano a veces se derrumba. Son muchas las personas que, ante el desconocimiento sobre los alimentos que pueden consumir, optan por comer muchos carbohidratos y grasas. Entre ellos pan en exceso, pastas o papas fritas. Infórmate, pregunta, busca asesoría.

5. Tu comida no tiene por qué ser más costosa

Tal vez una de las cosas que te da más temor sobre elegir una dieta libre de carnes es la cantidad de dinero que debes gastar en vegetales. ¿Es tu caso? Hay distintas formas de cocinar de forma saludable y con un bajo presupuesto. Después de todo, la carne sigue siendo uno de los artículos de alimentación más costosos.

6. ¿Y cómo hago con el calcio?

La importancia del consumo de los lácteos es un tema que se sigue debatiendo. Si una de las cosas que te preocupa es que no sepas cómo cuidar tus huesos, puedes consumir alimentos como la col rizada, las almendras, semillas de soja, higos, los cereales, las leches de origen vegetal y tofu hecho con sulfato de calcio que, como indica Henderson, son ricos en calcio.

Si quieres convertirte en vegano es importante que te mantengas muy informado para cuidar tu salud. Sigue investigando, busca asesoría de un especialista y, si decides asumir el cambio, recuerda que la decisión es tuya y de nadie más.



Deja tus comentarios aquí: