5 errores comunes del fin de semana

5 errores comunes del fin de semana

Los fines de semana son para descansar, divertirse, reponer la energía y pasar tiempo con nuestros seres queridos o, ¿por qué no?, para reencontrarnos con nuestro yo. Suele suceder que pasamos toda la semana esperando con ansias que llegue el sábado, pero lo que menos hacemos es descansar. ¿Te ha pasado? Cada vez que saboteas tus preciados fines de semana o te excedes con algunas prácticas, aunque no sea intencionalmente, puedes afectar negativamente tu salud física y emocional. Hoy te contamos cuáles son algunos de los  malos hábitos más comunes para que no los repitas el próximo fin de semana.

1. Mantenerte conectado

Sabemos que no quieres perderte nada de lo que pasa en el mundo, de las nuevas fotos que publican tus amigos, de las noticias locales e internacionales o de los próximos cumpleaños, pero debes saber que estar constantemente conectado puede afectar tu salud, tu productividad y, además, puede generar estrés y ansiedad. ¿Quién necesita eso durante el fin de semana? Esto no quiere decir que debas mantenerte aislado durante todo el sábado y domingo, pero sería una idea fantástica que empezaras a conectarte más con lo que te rodea. Disfruta el momento y libérate de la tecnología durante un par de horas.

2. Dormir mucho

¿Alguna vez has dormido mucho y sientes que sigues con ganas de dormir? Quedarte despierto hasta tarde y dormir durante muchas horas seguidas te hará sentir más cansado. Si quieres reponer tus energía como se debe, mantén tu reloj biológico en orden e intenta dormir y despertar en un horario similar en que lo harías durante la semana.

3. Ponerte al día en el trabajo

Recuerda este consejo: el trabajo se queda en la oficina. Convierte tus fines de semana en días sagrados que debes dedicar a tu descanso y esparcimiento. Si cumples con este sencillo ritual, podrás regresar descansado el lunes a tu lugar de trabajo y ser mucho más productivo.

4. Hacer tareas domésticas

Lo más recomendable es que cumplas con tus obligaciones durante la semana para que no tengas que preocuparte por ello durante sábado y domingo. Puedes hacer una pequeña lista de cosas por hacer de lunes a viernes e ir tachando los ítems por cada actividad realizada. Piénsalo: ¿no es mejor dedicar 2 horas de la semana para hacer las compras y 1 hora para lavar la ropa cada noche que dejarlo todo para el fin de semana? Inténtalo. Poco a poco te acostumbrarás y descansarás mucho más.

5. Estresarse el domingo

Si pasas la mitad del domingo pensando en lo estresante que será tu lunes no podrás descansar como se debe. Programa tu mente, libérate de tensiones y disfruta tu día libre de presión.  Te recomendamos que evites la inactividad: sal a caminar, comparte con tu familia y amigos y deja de pensar en el lunes que se avecina.



Deja tus comentarios aquí: