5 formas de ser mejor persona este nuevo año

Una de mis frases favoritas es: “Las personas más bonitas que he conocido han sido aquellas que han descubierto la derrota, el sufrimiento, la batalla, la pérdida, y a pesar de todo esto han encontrado el camino para salir de las profundidades.

Estas personas cuentan con una apreciación, una sensibilidad y una comprensión de la vida que las llena de compasión, de gentileza y de amor intenso.

Las personas bonitas no surgen por casualidad”.

Elisabeth Kübler-Ross acierta enormemente al afirmar que las mejores personas del mundo no nacen así, de forma natural. Para un momento y céntrate en aquellas personas a las que admiras. Ya se trate de su generosidad, de su entusiasmo o de su empatía general por la raza humana, todas ellas no se han creado de forma natural.

Por supuesto, no estoy diciendo que todos y cada uno de nosotros seamos buenos inherentemente. Los seres humanos somos muy complejos, por lo que no puede ser resumido en dos categorías polarizadas. Sin embargo, sí estoy diciendo que cada persona –incluido usted mismo– tiene la capacidad para ser un individuo decente.

¿Por qué?

Porque las mejores personas, las almas tan preciadas que todos necesitamos de forma desesperada, son las únicas que se esfuerzan por ser mejores cada uno de los días del año.

Por supuesto, la vida se vuelve dura, y la mayoría llega a sucumbir a sus lados más negativos; en momentos duros las personas pueden llegar a sacar a la luz la peor versión de sí mismas. Sin embargo, lo más importante es seguir intentando hacer del mundo un lugar mejor, a pesar de estos deslices.

Kübler-Ross tenía razón; nadie se convierte en una persona bella sin intentarlo. No soy una experta en ser una buena persona, pero quiero pensar que cada día aparecen una serie de acciones que podemos llevar a cabo para estar seguros de convertirnos en la mejor versión de nosotros mismos. Al final del día, ¿no le gustaría ser alguien que aspire con regularidad a ser una buena persona?

A continuación, le expongo cinco cosas que puede practicar cada día para llegar a ser un mejor individuo:

  1. Haga algo positivo

La mejor parte de ser su mejor “yo” es que no necesita hacer cosas grandiosas. De hecho, una de las mejores cosas que puede hacer por toda la humanidad es cuidar de sí mismo. Me gustaría recordarme a mí misma que incluso si estoy teniendo un día terrible, hay alguien en el mundo teniendo el mejor día.

Me gustan los artículos sobre la esperanza en la humanidad, porque sí, me encanta que una persona decida saltar al río para rescatar a un perro, leer citas a través de una aplicación o comenzar un calendario con las cosas buenas que suceden cada día.

Existen cosas buenas que deben ser encontradas en los peores momentos, y encontrarlas me anima a recordarme que hay luz al final del túnel, e incluso en los lugares más oscuros.

  1. Felicite a un amigo

Si se encuentra rodeado de gente que le quiere y con la que se siente a gusto, no hay duda de que son personas bonitas por fuera y por dentro. No obstante, es bueno recordárselo de vez en cuando con el objetivo de que sepan que los tiene presentes y que son importantes para usted. Felicítelo por sus logros, nuevos objetivos o simplemente dígale que le quiere, es muy fácil fortalecer su amistad.

  1. Sea amable

Cada día, cuando se levanta a las seis de la mañana y se dirige hacia la cafetería más cercana por su dosis de cafeína o teína, ¿cree que a esa persona está encantada de atenderle a esa hora? Seguramente esté tan cansado como usted, así que muéstrele su amabilidad durante su servicio.

No importa si no va a volver a ver a ese trabajador, agradecer su servicio es fundamental para que siga desempeñándolo de forma adecuada. Todos tenemos días malos, pero si nuestros clientes son bordes y críticos con nosotros todo el tiempo, puede afectarnos a nivel emocional.

  1. Realice acciones sin esperar reciprocidad

Una de las peores cosas que nos ha transmitido la sociedad hoy en día, es la de realizar cosas que son aprobadas por los demás. “Si hacemos X, entonces merecemos Y”. Parece que todo ha sido estructurado bajo la premisa de “¿Qué puedo ganar con esto?” Pero, ¿por qué?

No necesitamos una razón para realizar un acto de amabilidad. Cuando deje atrás la idea de que las personas están obligadas a hacer algo, probablemente logre tener una sensación de libertad que le permita hacer absolutamente todo lo que se proponga.

No necesita una razón para ser mejor persona, y no necesita ninguna razón para ser bueno. Así que, deje de buscarla, simplemente hágalo.

  1. Piense en sus acciones

Uno de los pensamientos y pasos más impactantes de los que podemos ser conscientes es el de pensar en nuestro comportamiento antes de actuar.

Tómese diez segundos para preguntarse a sí mismo: “¿qué expresarán mis palabras?”, “¿qué mostrará esta acción?”.

Es su tiempo, su comportamiento y sus consecuencias. La parte más fácil y más dura de intentar ser una persona mejor es exactamente esa: intentarlo.



Deja tus comentarios aquí: