5 hábitos de tipos exitosos

Todo el mundo los quiere cerca, los recibimos con una sonrisa y desde la más ingenua fan enamorada, hasta el ejecutivo de alto nivel, quiere aparecer en una foto con él. Es el tipo con éxito en el que secretamente nos proyectamos y sobre el cual nos preguntamos: ¿qué es exactamente lo que tiene?

Durante la primera temporada de mi programa de entrevistas: #UnTipoSerioTV, intenté encontrar alguna relación en la historia de 12 caballeros venezolanos de distintas edades, intereses y profesiones, con quienes tuve el placer de conversar y que cuentan con algo en común: son exitosos en lo que hacen y nadie tiene dudas al respecto.

En sus conductas encontré que comparten algo más, una forma similar de relacionarse y actuar. Algunos de esos tips, los comparto a continuación, a quien pueda interesar:

  1. Ofrece un buen apretón de manos: No hace falta torturar a la otra persona, pero el apretón de manos es usualmente el primer contacto que hacemos cuando conocemos a alguien y por consecuencia, la primera forma que tenemos de comunicarnos. Si se trata de un hombre, debemos ser firmes y hacerlo con seguridad, cuando se trata de una dama, lo ideal es hacerlo con delicadeza y caballerosidad. Si establecemos contacto visual, hemos pasado con éxito el primer examen.
  2. Cuando te presentan a alguien, apréndete su nombre: Evítate ese momento incomodo en el que toca decir: “disculpa, ¿cómo es que te llamas?”. Y si rematas con algo tipo: “es que tengo demasiadas cosas en la cabeza”, solo estás proyectando que la existencia de la otra persona te parece irrelevante. Ya sea un nuevo compañero de trabajo o alguien que conoces en una reunión social, la primera imagen cuenta y nunca sabes de quién se trata. Reconoce y valora a todo el mundo por igual, empezando por aprenderte sus nombres.
  3. Descarta la arrogancia: El éxito es como el viento, no siempre sopla a nuestro favor. Hoy estamos bien, mañana quizás menos o quizás más. La humildad es clave para sembrar relaciones estrechas con todos los seres humanos. Ser humilde no significa ser sumiso o no proyectar nuestros éxitos, significa entender que nuestro éxito o nuestros logros, no nos hacen más o mejor que nadie. Una persona arrogante no es bienvenida en ningún lugar y peor aún, es la última en ser considerada en la lista de invitados. Sé sinceramente humilde, respetuoso y compasivo con todo el mundo.
  4. Usa un adecuado tono de voz: Nada más desagradable que ese personaje que habla demasiado alto, para llamar la atención. Nada más aburrido que esa persona, a la que hay que pedirle que repita cada cosa que dice porque no se escucha, ya sea por timidez o extrema educación. No tienes por qué ser parte de alguno de estos extremos. A la hora de expresarte, hazlo con seguridad y usa un tono de voz adecuado, agradable y que genere confianza.
  5. Sonríe, siempre: Todos queremos estar cerca de alguien feliz. La felicidad es relativa a alguien exitoso. Si no tienes una buena sonrisa, es hora de realizar una inversión en ortodoncia y odontología estética. Pero también hay maneras de sonreír con los ojos y con nuestra actitud. Sé una persona sonriente, que además de proyectar seguridad, felicidad y éxito, es un arma de conquista infalible, no solo con las mujeres, sino también con los negocios.

 



Deja tus comentarios aquí: