5 hábitos para cultivar la confianza en ti mismo

5 hábitos para cultivar la confianza en ti mismo

Nuestro cerebro tiene características geniales, por ejemplo, si repites una actividad por 21 días lo más probable es que se convierta en fija por el resto de tu vida. Estas actividades se llaman hábitos. Mira en Gananci estos hábitos que tienen las personas exitosas, y que tú debes desarrollar.

Otra de las características llamativas del cerebro es que en muchas situaciones empieza a reaccionar ante situaciones sin hacer distinción entre si son reales o no. Por ejemplo, cuando vemos una película de terror, nuestro corazón empieza a latir más rápido, sentimos miedo, y si a alguien se le ocurre hacernos una pequeña broma en esos momentos de tensión y suspenso lo más probable es que nos deje al borde de la muerte por un susto. Esto nos pasa así sepamos que la película es material grabado, y aunque la hayamos visto varias veces.

Si sonríes -así sea falsa esa sonrisa- tu cerebro liberará los mismos beneficios que cuando la sonrisa es genuina. Si te imaginas comiendo tu comida favorita, el cerebro hará que tu boca salive como si en realidad estuvieras degustando un plato delicioso. Esta característica específica puede ser muy útil si sabes sacarle ventaja.

Me refiero a que puedes lograr grandes cosas “fingiendo”, o dicho de otra manera, engañando a tu cerebro para conseguir que estos comportamientos ya no sean forzados, sino que se vuelvan parte de tu personalidad. Si eres una persona tímida o de baja autoestima, las siguientes recomendaciones serán vitales para que se desarrolle una seguridad en ti mismo que quizá nunca pensaste que podrías tener.

Todo empieza por el pensamiento, repite todos los días para ti mismo que eres una persona única, de gran valía y con seguridad en sí misma. Al principio te parecerá ridículo pronunciar estas palabras, cuando en realidad te consideras todo lo contrario, pero eventualmente comenzarás a creerlas y a actuar como tal si tienes la suficiente voluntad para intentarlo.

-Haz una lista de las cosas en las que eres bueno. Esto te recordará los talentos con los que naciste y las destrezas que has ido acumulando en el tiempo, las cualidades que te hacen la persona que eres y que, además, al estar consciente de ellas podrás demostrarlas cada vez más.

Un ejercicio que es bastante útil es que, aunque te cueste, al menos una vez al día trates de demostrar alguno de tus talentos o habilidades, aunque sea para ti mismo. Esto te ayudará a reforzar tu autopercepción positiva.

Da el primer paso. Sé que para las personas inseguras esto puede ser algo extremadamente difícil, pero puedes comenzar dando pasos pequeños. Algo así como “si yo fuera seguro de mí mismo, ahorita daría mi opinión sobre la clase”, y seguido de esto, levantas la mano y das tu opinión. Empieza a actuar como “lo harías si” porque en realidad nada te lo está impidiendo.

“Si yo fuera seguro de mi mismo me pondría esa camisa de estampado escandaloso” y acto seguido te la compras y la usas para el trabajo. Cada vez que hagas estas cosas estás practicando. Es como el ejercicio, al principio duele, pero cada vez tendrás más y más resistencia hasta que ya eres un atleta.

Luce bien. Cuando una persona cuida de sí misma, tiene buena higiene personal, está bien presentada acorde al sitio donde va y cuida su apariencia, manda a los demás el mensaje de que se preocupa y se dedica tiempo a sí mismo. Para esto no necesitas tener ropa de diseñador o pasar horas en el salón de belleza.

Con una rutina equilibrada de cuidado personal te sentirás bien contigo mismo y esa renovada confianza se transmitirá a los demás.

-Acepta los halagos. Algo común en las personas inseguras es que les cuesta aceptar los halagos, si alguien elogia su ropa o cualquier aspecto de ellos, suelen excusarse. Un ejercicio que puedes poner en práctica para vencer esto es sonreír y agradecer cuando alguien diga algo positivo sobre ti. Nada de excusas, una sonrisa y un “muchas gracias” es suficiente. Sé que esto no es fácil, pero las cosas valiosas suelen requerir de esfuerzo para que podamos apreciarlas.

Estos no son los únicos hábitos que debes desarrollar para ganar confianza en ti mismo, hay muchos otros, si quieres ampliar esta lista puedes leer y aprender más actividades para ganar confianza en ti mismo.



Deja tus comentarios aquí: