5 ideas para sobrevivir a la crisis político-económica

Para nadie es un secreto que Venezuela enfrenta en la actualidad un momento difícil. En muchos años, no habíamos vivido momentos de tanta tensión e inestabilidad política y económica. Independientemente de cual sea tu posición ante todo esto, así como tu ideología política, la realidad nos afecta a todos y cada quien puede hacer algo al respecto, para cuidarse, proteger a los suyos, salir adelante y finalmente… sobrevivir.

No tenemos una fórmula mágica, pero sí algunas ideas de cómo podemos sobrellevarlo mejor:

  1. Infórmate, pero no te paralices: Sobra la gente que anda todo el día chequeando el Twitter, leyendo las páginas de noticias y comentando a cuanta persona se le ponga enfrente cosas como: “la cosa está difícil”. Es importante estar informado, pero está demostrado que de nada sirve paralizarse ante lo que sucede. Hay que seguir trabajando, a pesar de la tormenta.
  2. No te preocupes, ocúpate: No basta con darse cuenta de que existe una crisis y preocuparse por eso, hay que participar de las posibles soluciones. Una manera es formando parte de grupos y organizaciones en tu comunidad y realizar actividades que, en el marco de la ley, te permitan expresar lo que sientes y piensas.
  3. Toma previsiones, sin exageraciones: Ante la evidente desaparición de ciertos productos de la cesta básica, es válido mantener en casa una pequeña despensa con algunas reservas. Pero no exageremos comprando bultos y cantidades extremas, pues hay otras familias que también requieren de los mismos productos. (Sí, sabemos que no es la situación ideal).
  4. Sé inteligente con tu economía: Establece prioridades y no gastes más de lo necesario. Hay pequeños gastos que podemos empezar a reducir, con prácticas como: llevar contigo una botella de agua desde casa, para no comprarla en la calle. No dejes que se te vaya el dinero tan fácil.
  5. No le pidas a otros, lo que no eres capaz de dar: Si todos estamos de acuerdo en que queremos un país en paz, con justicia y tolerancia; debemos actuar en función de este deseo. No tenemos nada que exigir a los que piensan distinto, que no seamos capaces de darles. Si queremos respeto, demos respeto; si queremos tolerancia, seamos tolerantes; si queremos paz, seamos personas pacíficas.

 

Nota: Sé serio. Prácticas como: hacerse eco de rumores, repartir desesperanza, saquear locales comerciales, “raspar” cupos de Cadivi, entre otras, no nos van a ayudar a progresar.



Deja tus comentarios aquí: