5 razones por las cuales desnudarse más seguido

5 razones por las cuales desnudarse más seguido

¿Por qué sentimos tanta vergüenza cuando nos tenemos que desnudar? Sobre todo si tenemos que despojarnos de nuestra ropa o parte de ella en público. ¿No les pasa hasta cuando van a medirse un par de zapatos? Enseguida nos fijamos en los demás, sobre todo las chicas dirigen tu atención enseguida a las otras mujeres. Pareciera que nos colocaran el “cono de la vergüenza”.

Enseguida empezamos a catalogar nuestro cuerpo, si tenemos celulitis, el tamaño de nuestras bubbies y así vamos sin parar, juzgándonos y comparando nuestro cuerpo con el de las otras personas. Sin embargo resulta ser un poco diferente si nos toca quitarnos la blusa delante de nuestra pareja, resulta ser más fácil, hay más confianza ¡A veces!

¿Por qué sentimos pena? ¿Por qué el primer impulso es compararnos? Permitimos que la vergüenza nos limite y nos obsesionamos con lo mal que creemos nos ven los demás, cuando en realidad es nuestra propia apreciación la que nos delata. Dejamos que el miedo esté de primero. Lo primero es dejar de intentar ser quien no eres, Si eres tímida, sé tímida y punto.

Otro aspecto que hay que considerar es el dialogo interno, este puede ser nuestro peor enemigo, no solo en este aspecto. Digamos que esta conversación interior que mantenemos con nosotros mismos, pues  varía entre las siguientes preguntas o afirmaciones; cómo se verán mis senos, ¿cuándo fue la última vez que me afeite las piernas?, se notan mis estrías, ¡Ay, la celulitis!, estoy gordita, mis pies son feos, etc.

“Uno es verdaderamente libre cuando deja de sentir vergüenza de sí mismo”. Nietzsche

Para algunas personas desnudarse delante de otra en el gym, en una playa o en el baño es muy natural y no tienen líos con eso, cero timidez, y no estamos hablando de cuerpos “perfectos”, hablamos de personas realmente sin complejos, ni culpas. Pues así nos trajo Dios al mundo. Por ello aquí te dejamos 5 razones liberadoras por las cuales desnudarte sin problemas cuando te toque o cuando quieras:

  1. La perfección no existe: es una ilusión creer que existe el cuerpo perfecto, sobre todo en el caso de las mujeres, que desean siempre verse atractivas para su pareja y preocupadas por las “imperfecciones”. De ahí el maquillaje, depilarse las piernas, los accesorios, etc.
  2. Sentir pena ante los demás, no es tan malo: Existen las playas nudistas y en algunos lugares meterse al jacuzzi es a conciencia de que quienes lo compartan estarán desnudos, es una manera abrazar el miedo y de ir sintiéndonos cómodos con nosotros mismos.
  3. Juzgar a otro, es juzgarme a mí mismo: recuerden la técnica del espejo. Muchas veces tenemos miedo de enfrentar nuestro propio juicio, la sociedad nos ha enseñado más a juzgar y a criticar que a ser compasivos. En lugar de cuidar y amar a los demás y a nosotros mismos.
  4. Mientras mas cómoda, menos maquillaje y accesorios: Cuando nos aceptamos naturalmente como somos, usamos menos maquillaje y a sentirnos cómodos con nosotros mismos.
  5. Agradece a la madre naturaleza: Nuestro cuerpo realmente no nos perteneces y en algún momento lo tendremos que devolver, gastado por el tiempo y arrugado. Por eso debemos estar en paz con nosotros y con los demás.

Por otro lado desnudarse más seguido tiene beneficios muy saludables; desnudarnos delante de otras personas reduce el estrés, aumenta el flujo del prana (energía vital), aleja las bacterias que se reproducen con la ropa y mejora la circulación sanguínea. ¿Qué te parece?

Para las mujeres no hay nada más placentero que llegara casa y quitarse el sostén. Algunos especialistas dicen que quienes se desnudan para cocinar, limpiar o desayunar adquieren una conciencia más nítida de su cuerpo y como si fuera poco incrementa la neuroconectividad. Podemos practicar esto de quitarnos la ropa y desnudarnos más seguido como un ejercicio de conciencia plena, reconocernos y amar nuestro cuerpo para sentir armonía, bienestar y plenitud.

Pablo Neruda dijo: “ La felicidad es interior y no exterior, por lo tanto no depende de lo que tenemos sino de lo que somos”



Deja tus comentarios aquí: