5 razones por las que debes desayunar

Se repite una y otra vez que el desayuno es la comida más importante del día. ¡Y no es mentira! Sin embargo, muchas veces hacemos caso omiso a esta importante advertencia. Cuando hablamos sobre la primera comida del día, siempre tenemos una excusa nueva: “ se me olvida desayunar”, “no me gusta comer  tan temprano”, “no quiero cocinar a esta hora”, “no me da tiempo de comer”, “no desayuno porque estoy ‘a dieta’”. Si dices frases como estas regularmente, deberías empezar por cambiar tu rutina de alimentación. Dejar de desayunar puede afectar tu salud física y emocional. Lo peligroso del asunto es que muchas personas sólo notan lo perjudicial de evitar la primera comida del día cuando su salud se ve afectada.

Si te cuesta muchísimo preparar el desayuno, échale un vistazo a estos 5 motivos por los que tomar la primera comida del día no debe ser negociable, según Huffington Post.

Te permite desempeñarte mejor durante el día

Muchos estudios han demostrado que los adultos no se desempeñan tan bien en el trabajo si no se han alimentado en la mañana. Lo mismo ocurre con los niños que van a la escuela con hambre: no rinden lo suficiente.

Regula el nivel de azúcar en la sangre

Seguramente ya te lo han dicho, pero no está de más que te lo recordemos: no desayunar podría convertir tus niveles de azúcar en la sangre en un sube y baja. Esto podría afectar tu ánimo, causar fatiga, irritabilidad y, además, te hace más propenso a sufrir de diabetes.

Mantiene tu peso corporal

Muchas personas evitan desayunar para no aumentar de peso; otros, simplemente lo olvidan… ¡Grave error! Saltarse el desayuno continuamente conduce a un alto en calorías, especialmente si te alimentas con platillos pesados  en el almuerzo para sustituir lo perdido en la mañana.

Disminuye el riesgo de sufrir enfermedades

Un estudio reciente indicó que comenzar el día con un buen desayuno ayuda a mantener la diabetes bajo control, y ciertas opciones, como un plato de avena, podría reducir los niveles de colesterol.

Te da energía

Dime lo que comes y te diré cuánta energía tienes. Tu primera comida podría determinar cómo te sentirás y cuánta fuerza tendrás por el resto del día. Como lo sugiere Bonnie Taub-Dix, en Huffington Post, puedes optar por desayunar alimentos ricos en proteínas -como claras de huevo, huevos, mantequilla de almendras, queso bajo en grasa, bajos en grasa o productos lácteos descremados- con carbohidratos de granos enteros y grasas saludables (nueces, aceite de aguacate y aceite de oliva). Estos  nutrientes son como las tres patas de un taburete: le proporcionan una base sólida a tu cuerpo.

Ya sabes, si quieres mantener tu salud en buen estado, conservar la energía y seguir usando tus pantalones de costumbre, ¡desayuna!



Deja tus comentarios aquí: