5 rituales que mantienen tu productividad a tope

5 rituales que mantienen tu productividad a tope

Muchos de nosotros trabajamos por muchas horas, 40, 50… o incluso 60 horas a la semana. En medio del ajetreo de la jornada laboral, normalmente nos encontramos con cosas que nos distraen tanto en la red virtual como dentro de la oficina y por ello siempre estamos desperdiciando una parte de nuestro valioso tiempo de trabajo productivo todos los días.

Aquí le presentamos cinco pasos muy prácticos que puede incorporar en su rutina matutina con el objetivo de optimizar su tiempo en la oficina y mantener su productividad durante todo el día:

1.- 7 minutos de ejercicio

Así es… no 10, sólo 7. ¿Por qué? La razón es que ese lapso de tiempo es lo suficientemente corto para no afectar el resto de su rutina matinal y lo suficientemente largo para sacarse de encima toda esa pereza y sueño con la que uno a veces se levanta, sobre todo luego de haberse tomado un par de copas de vino con los amigos o con la novia.

Existen en internet un sin fin de rutinas que puede encontrar fácilmente, de hecho hay una llamada 7 Minutes Workout, que trabaja la mayoría de los grupos musculares con tan sólo 12 ejercicios. Como ves, esto no te quitará mucho tiempo y el beneficio lo verás en el transcurso del día y quizá también, de los meses.

“Si un proyecto requiere de varios días o posee otras dependencias, desagréguelo en partes que puedan ser realizadas más fácilmente”.

2.- Comienza tu día de manera saludable

Todos seguramente hemos escuchado que el desayuno es la comida más importante del día y, de hecho, es muy fácil conseguirse una pieza de pan, un poco de cereal, un sándwich o un vaso de yogurt a fin de poner tu metabolismo en marcha.

Si bien todas las anteriores opciones están muy bien para para solo algunos días, se sorprenderá de saber cuánta energía podría obtener de un batido o jugo natural y de esa forma qué tan activo podría permanecer durante las primeras horas del día y mantener su productividad a tope. Y es más, un jugo de frutas requiere menos tiempo en la mañana que tostar un pedazo de pan y untarlo con margarina o queso crema dietético. Después de saberlo, ¿cuál de los dos prefieres?

3.- Recoja 3 triunfos para lograr en el día

Mientras esperas al lado de la licuadora la preparación de su jugo o mejor aún, de un “smoothie”, intenta conversar con tu otro yo, aquél que te preguntaría “¿cómo estuvo el día?”.

Piensa y determina 3 cosas que te gustarían lograr en las próximas 12 horas a fin de que al final de la jornada sientas que tu día fue un éxito. Pero no te preocupes, no todos los días serán una victoria épica, no obstante, de esta manera te sentirás motivado y te ayudará a dar curso a la lista de tareas por realizar para el día; de tal manera podrás obtener una mayor productividad.

4.- Divide el tiempo para lograr metas

Uno de los errores más comunes que la gente comete en el lugar de trabajo es no priorizar la lista de cosas que necesariamente se deben hacer. Por lo general, según los expertos, la gente que ha logrado dominar ello es más propensa a entregar tareas a tiempo.

El asunto es simple: utilizando un calendario, para las tareas grandes, establezca bloques de tiempo necesarios para poder terminar las actividades de aquella tarea; y luego agregue 33% más de tiempo sólo para asegurarse de poder concluirla.

Si un proyecto requiere de varios días o posee otras dependencias, desagrégalo en partes que puedan ser realizadas más fácilmente. Use un bloque destinado a planificar, y un segundo o tercer bloque donde apuntes aquellos puntos que debes lograr.

Este método te ayudará a ser responsable y rápidamente a centrarte en las tareas que has priorizado. A veces dejamos que una sola distracción acabe con una mañana entera. Ahora, luego de leer este tip ya no dejarás que ese email enviado por tu cliente te haga perder el enfoque de tu planificación para el día.

5.- Medite después del almuerzo

Tómate 15 minutos justo después del almuerzo para reenfocarte en su día, una suerte de meditación profesional. Aléjate del computador, apágalo, busca algún lugar despejado y determina aquello que tienes por hacer para el resto del día.

Piensa en cómo la lista que elaboraste en la mañana va progresando. ¿Te encuentras con ventaja o atrasado de horario? De esa forma, encontrarás que esos 15 minutos de relax te ayudarán a identificar de qué tan alineado o desalineado te encuentras de sus objetivos diarios, qué te ha estado causando distracción y te ayudarán a retomar el ritmo de tus actividades para el resto del día.

Anímate a probar esta fórmula aquí descrita por una semana y seguramente te complacerás de ver los resultados.

Vía: Business Insider, Entrepreneur



Deja tus comentarios aquí: