5 tips para librarte de la culpa

¿Olvidaste llamar a tu mejor amiga en su cumpleaños? ¿Te sientes mal por haber roto esa relación? Los grandes y pequeños errores que cometemos en nuestra vida pueden traer consigo el peso de la culpa. Pero si cambiamos nuestra forma de pensar, quizás logremos liberarnos de toda la carga negativa que nos produce este sentimiento.

Los siguientes 5 tips te ayudarán a dejar de lado la culpa que sientes y empezar a vivir feliz, sin cargas del pasado:

1. Da un paso atrás

Podemos estar tan atrapados en nuestros pensamientos negativos que ni siquiera podemos rastrear realmente la verdadera causa de nuestra culpa. Tómate un tiempo para la meditación, en silencio, o escribe en un diario. Esto te ayudará a descubrir la fuente real del problema y liberará la energía negativa que te impide avanzar.

2. Conversa con un amigo

Hablar sobre tus sentimientos de culpa con un amigo puede hacer que te des cuenta de que, en realidad, las cosas no son ni están tan enrevesadas como pensabas. Tu amigo verá la situación de otra manera y sentirás que se despeja el problema de tus propios sentimientos.

3. Prioriza

Haz una lista de los valores que pueden ayudarte a comprender mejor el porqué de tus acciones. Al darte cuenta de que tienes valores prioritarios, podrás poner en perspectiva la situación y dejarla ir. Practica repitiendo mantras positivos y asegúrate de reconocer todo lo que salió bien.

4. Perdón y enfoque

Es el momento de perdonarte y de dejar de decir “y si…”. La obsesión por lo que pudiste haber hecho en el pasado te impide concentrarte en el presente. Sé proactivo: dirige esa culpa que sientes hacia el perdón y haz las paces con la persona con quien discutiste. Un gran peso se levantará de tus hombros.

5. Tómate un tiempo para ti

Nunca tenemos suficiente tiempo para nosotros mismos y nos agobian los problemas, entre ellos la culpa. Unas horas para hacer lo que tú quieras hacer permitirán sentirte aliviado y en contacto contigo mismo. Haz lo que sea que te haga feliz. Lo mereces.



Deja tus comentarios aquí: