6 formas de no sabotear tu autoestima

Mantener la autoestima en niveles respetables puede ser todo un reto diario. Con tantos agentes externos saboteadores, los internos hacen fiesta. Recordar que el control es nuestro y que la paz que buscamos está dentro de nosotros son dos pequeñas claves para no dejarnos derrotar.

Para ahuyentar de nuestra vida esos temores y dudas que golpean nuestro amor propio, debemos comenzar por fortalecer nuestra mente y corazón, pero ¿cómo podemos lograr esto? Resulta muy sencillo, solo es cuestión de práctica ¡mucha práctica!

  1. No te descalifiques: saca de tus pensamientos frases como «no puedo», «soy incapaz», «es imposible».
  2. Deja de jugar a la víctima: a algunas personas les encanta el drama. Todos tenemos problemas y enfrentamos la adversidad. Potencia tu actitud ¡Todo tiene solución!
  3. No dependas de otro: toma las riendas de tu vida, a veces depender de una tercera persona para todo no permite que asumamos nuestras responsabilidades.
  4. Deja el perfeccionismo: cuando somos perfeccionistas es complicado que las personas, cosas o situaciones cumplan con nuestras expectativas. Deja fluir la vida, sé flexible para ser feliz.
  5. No te compares: cada quien tiene lo que merece, por lo que ha trabajado o simplemente lo que puede tener. Agradece.
  6. No te martirices por los errores: nadie es perfecto y todos comentemos errores, aprende de ellos y continúa.

Traer a nuestra vida buenos hábitos y pensamientos positivos nos brinda la dicha de ver en cada situación una oportunidad. Además, nos ayuda a fortalecernos en nuestras emociones y, por supuesto, en nuestra autoestima. Esto también nos ayuda a liberarnos del estrés y la ansiedad, siendo más realistas y objetivos. Cuando nuestra autoestima está en los niveles adecuados, trabajamos duro por lo que queremos, sabemos que poco a poco lo lograremos y nos encontraremos bien física, mental, espiritual y emocionalmente.

Entonces, comienza ya a valorarte, a aceptarte, a cuidarte y a quererte para que ningún agente externo o interno pueda sabotearte, y si lo hace tengas las herramientas para librar la batalla y ganar.



Deja tus comentarios aquí: