6 formas en las que podrías arruinar tu dieta

Finalmente te decidiste a perder esos kilos de más. Te encuentras cumpliendo una dieta con la que aspiras lucir mejor el bikini en tu viaje a la playa, o simplemente volver a colocarte los pantalones que tienen muchas semanas guardados en el clóset.

Obviamente, sabes que existen muchas maneras de poder bajar de peso, ya que contamos con una infinidad de dietas que nos brindarán resultados, siempre que las sigamos al pie de la letra, por lo que es clave el compromiso, el esfuerzo, la motivación y las ganas que tengamos de conseguir nuestro objetivo.

Ojo, que hay cosas que no cambian en medio de tantas dietas.

Nos referimos a las formas en las que puedes arruinar ese esfuerzo que te encuentras haciendo. Sabemos que no quieres tirar la dieta a la basura, así que debemos evitar estas seis formas en las que puedes hacerlo:

  1. No dormir bien: Muchas personas no lo creen, pero no dormir bien es una de las formas en las que puedes arruinar tu dieta, porque esa situación genera que se gane peso. Esto se debe a que nuestro cuerpo recupera energía al dormir y en caso de no hacerlo, nos dan ganas de consumir alimentos ricos en azúcar para llenarnos de energía, con lo que logramos estar “despiertos” por un período de tiempo, pero a la larga, incrementamos de peso, así que es clave dormir lo suficiente.
  2. Estrés: Sabemos que en estos tiempos, es muy complicado vivir sin estrés, en medio de problemas del trabajo o los asuntos familiares, pero cuando hablamos de un estrés crónico, algo en exceso, pues es otra forma de arruinar la dieta, porque provoca la liberación de la hormona cortisol, algo que con el tiempo nos produce acumulación de grasa. Podemos terminar con ansiedad de comer y picar, algo que no ayuda.
  3. Mala compañía: Esto es clave. Podemos fallar al no contar con el apoyo de nuestros familiares o amigos en la dieta. Si salimos con personas con sobrepeso, que no sigan ninguna dieta o que no ayuden en nuestro proceso, no podremos adquirir nuevos hábitos, porque tendremos la tentación permanente de arruinar la dieta.
  4. Dietas sin asesoría: Una forma de arruinar nuestra dieta es hacerla sin asesoría. Aunque no lo creas, siempre necesitamos alguna ayuda para no cometer ningún error en el menú de los alimentos o en la cantidad de comida, por solo dar dos ejemplos. Y hay asesorías gratuitas como la que ofrece FullMusculo que te podrán ayudar desde el primer día. Además, podríamos realizar una dieta que no nos conviene, algo que nos puede llevar a la frustración o podemos sufrir un fuerte efecto rebote.
  5. Comer distraído: Actualmente la tecnología cambió nuestra forma de relacionarnos con nuestro entorno y eso ocurre a la hora de comer, algo que puede ser peligroso. Si estamos en las redes sociales o enviando un mensaje mientras comemos, podemos subir de peso sin darnos cuenta, al ingerir una cantidad superior a la que teníamos pensado o unas calorías que no estaban “presupuestadas”.
  6. Comer apurado: Otra forma de arruinar tu dieta es comiendo apurado, algo que critican todos los nutricionistas, porque si ingerimos despacio los alimentos, podemos generar una sensación de saciedad, algo que no sucede si comemos rápido, porque seguimos y al final es que nos damos cuenta de que fue demasiado.

Estas son solo seis formas, pero no podemos olvidar, que el sedentarismo también es una forma de arruinar la dieta, porque el ejercicio físico es clave. Al final, todo depende de nuestro esfuerzo y la convicción que tengamos para superar tentaciones, con lo que podremos evitar errores. De esa forma no arruinamos la dieta y estaremos en la dirección correcta para tener hábitos alimenticios correctos.



Deja tus comentarios aquí: