6 maneras de reducir tu consumo de carne

6 maneras de reducir tu consumo de carne

El consumo excesivo de carnes rojas, según ha declarado la Organización Mundial de la Salud, podría estar asociado con una serie de enfermedades, razón por la cual han recomendado moderar su ingesta. Además de esto, la reducción del consumo de carne roja es, posiblemente, uno de los aportes más importantes que podemos hacer al medio ambiente, ya que puede reducir sustancialmente la cantidad de dióxido de carbono que se emite a la atmósfera. Pero ¿qué podemos hacer para disminuir la cantidad de carnes en nuestra alimentación sin que signifique un sacrificio o un esfuerzo demasiado grande? Estos son algunos consejos para ayudarte a lograr este objetivo:

  • Elige un vegetal como la estrella de tu platillo: A menudo la carne es considerada el ingrediente principal del plato, pero esto no tiene por qué ser así: la próxima vez que cocines, elige un vegetal que te agrade y conviértelo en el protagonista. Por ejemplo, podrías intentar preparar un risotto de espárragos o un curry de calabaza.
  • Introduce días sin carne: Comienza teniendo un “lunes sin carne” en tu calendario, e intenta aumentar el número de días de la semana a medida que ganas confianza y familiaridad con recetas y alimentos basados en plantas.
  • Sustituye la proteína animal por tofu o quorn: El tofu y el quorn son proteínas de origen vegetal, que pueden reemplazar fácilmente a la carne en cualquier preparación, absorbiendo los sabores de las especias y salsas con las que elijas sazonar tu comida.
  • Prueba una versión vegetariana de tus comidas favoritas: Alimentos como las hamburguesas suelen ser considerados emblemáticamente carnívoros, pero hoy en día existe una enorme variedad de hamburguesas vegetarianas, no solo de soya sino de ingredientes como frijoles y lentejas, hongos, zanahorias e infinidad de otras alternativas.
  • Reduce a la mitad tu porción de carne: Si usualmente optas por un filete de 250 gramos, intenta reducirlo a 100 gramos de carne y reemplaza la diferencia por un acompañante vegetal, como champiñones.
  • Explora otras gastronomías del mundo: Que emplean menor cantidad de carne como inspiración, por ejemplo la gastronomía india, muchas de sus recetas son naturalmente veganas sin necesitar adaptaciones.

Implementar uno o todos estos pequeños cambios puede significar una mejora importante, no solo para tu salud sino para tu aporte ecológico, lo que sin duda es una razón más que suficiente para comenzar a intentarlo.

Este post forma parte de los contenidos patrocinados por Inspirulina.



Deja tus comentarios aquí: