6 pasos para desprenderte de todo aquello que no te deja avanzar

6 pasos para desprenderte de todo aquello que no te deja avanzar

Quizá te has preguntado qué es lo que pasa en tu vida que a pesar de tus ganas de salir adelante hay algo que no te permite llegar hasta el máximo de tu potencial. Es como si hubiese algo que te estuviera deteniendo y no estás totalmente claro de qué se trata. De lo que sí estás claro es que se trata de una situación bastante frustrante.

También he escuchado de otros que creen que lo que mayormente les frena es el dinero, el cual les impone un límite de lo que pueden hacer y lo que no. Si tú consideras que estás en ese grupo, aprende cómo ganar dinero en Gananci. El asunto es que cuando hay algo más allá -aunque no lo sepas-, así ganes grandes sumas de dinero, seguirás sintiendo que no estás contento contigo mismo.

Hay múltiples situaciones que pueden estar haciendo que tu desarrollo se vea truncado o resulte más lento de lo que hubieras deseado. Algunas de las más comunes pueden ser:

-Tus creencias: lo que aprendiste de niño y cada una de las cosas que empezaste a creer, ya sea porque te lo enseñaron o por las experiencias que obtuviste durante tu crecimiento o vida adulta. Por ejemplo, si creciste en un barrio rodeado de gente que no estudiaba y eso era lo normal, puedes tener la creencia de que los estudios son muy difíciles y solo son para cierto tipo de personas.

Las creencias son afirmaciones que pueden ser reales o no, pero para ti son reales, y estas en muchas ocasiones rigen -así sea inconscientemente- la manera como te comportas, o las cosas que haces. Pero no te preocupes, te puedes deshacer de ellas. Hay creencias que nos motivan y creencias que hacen justo lo contrario. Quédate con las que supongan cosas buenas para ti.

Una creencia motivadora es, por ejemplo, creer que tú eres inteligente por herencia porque en tu familia las personas suelen tener coeficiente intelectual alto. Si crees que eres inteligente, te comportarás de esa manera.

Una creencia limitante podría ser que el dinero es la raíz de todos los males. Entonces, ofrecerás resistencia a tener dinero ya que inconscientemente no quieres tener las consecuencias negativas del dinero.

-Tu percepción de ti mismo: algo que puede estar deteniendo tu crecimiento es tu autoestima. Cuando crees que no eres lo suficiente bueno para algo o que en realidad no mereces aquello por lo cual has trabajado, tú mismo ofrecerás resistencia a esas cosas buenas. Para poder salir adelante y desarrollarte saludablemente necesitas levantar tu autoestima.

Cuando no tienes una autoestima saludable, tu firmeza puede vacilar ante las cosas que te ocurran y ante las otras opiniones de otras personas. Por eso es tan importante tener bien claro quién eres y valorarte, tanto con tus virtudes como con tus fallas para que puedas mejorar estas últimas.

-Culpas: a veces recuerdos del pasado nos atormentan y por estar tan inmersos en ellos no notamos lo que pasa directamente en frente de nuestra cara, por lo que se nos escapan muchas oportunidades valiosas.

En ocasiones lo que no nos deja avanzar son viejas heridas que no hemos sanado, rencores acumulados hacia otras personas o hacia nosotros mismos por errores que cometimos hace años.

Ahora que sabes cuáles cosas pueden estar deteniendo tu avance, para desprenderte de ello sigue los pasos a continuación:

1.- Hazte una autoevaluación e identifica ese elemento que te está afectando y las razones por las cuales crees que tiene tanto poder en tu vida. Haz una lista con esa información

2.- Pregúntate si estás listo para dejarlo ir, y si tu respuesta es afirmativa decide deshacerte de ello. La admisión y decisión son factores decisivos, aunque no lo creas.

3.- Ahora haz una lista con mínimo 5 ítems de cómo crees que sería tu vida si no tuvieras ese elemento que te frena constantemente. Al lado harás otra lista, en ella escribirás lo que tienes que hacer para lograr eso, por ejemplo:

Si no fuera tan tímido, me atrevería a decir lo que pienso. Para superar la timidez necesito aprender a aceptarme a mí mismo primero.
Si no fuera tan tímido podría pedir un aumento de sueldo. Para superar la timidez necesito conocer mi valía y velar porque otros la respeten.

Y así sucesivamente…

4.- Ahora ya tienes una serie de tareas, empieza a poner manos a la obra. Al principio será difícil, y quizá para algunos elementos de tu lista deberás buscar ayuda. No tengas miedo de hacerlo, eso significa que estás ganado a seguir creciendo y estás dispuesto a poner todo de tu parte.

5.- Acepta que el pasado ya fue y por más que quieras no puedes cambiarlo. No lo veas como algo negativo, sino como algo que te hizo ser la persona que eres hoy en día. Si no estás contento con eso, ya sabes qué es lo que no debes hacer para tener los resultados que necesitas.

6.- Comprométete al cambio. Deshazte de la lista de “cómo sería tu vida si no tuvieras __________ frenándote”, quémala y deja de pensar en ello, porque mientras más lo hagas más presente seguirá y seguirás torturándote. Cambia esos pensamientos por fuerza de voluntad y disciplina para llevar a cabo las acciones que repercutirán positivamente en tus metas.



Deja tus comentarios aquí: