6 razones por las que está bien caerle mal a algunas personas

Ya lo dicen los abuelos: Nadie es moneda de oro para caerle bien a todo el mundo. Muchas veces nos sentimos forzados a intentar ganarnos los afectos de otras personas. Sin embargo, esta situación puede provocar roces, desgastarnos y alimentar una relación llena de conflictos.

Es común que se nos haga difícil dejar esto de lado, incluso alejarnos de esa persona que no se conecta con nosotros en nada, porque suele suceder que forma parte de nuestro círculo de trabajo o de amigos cercanos y es posible que siempre debamos convivir con ella. ¿Pero por qué no intentamos sacar partida y llenarnos de fuerza y energía positiva de ese rechazo?

En un reciente post, la coach de confianza personal Susie Moore explica que las críticas pueden venir con buenas o malas intenciones, y es en el segundo caso en el que se siembran obstáculos para establecer una relación sana, llena de sentimientos negativos como miedo, incomodidad o envidia. Un «hater» (ese quien odia algo o alguien) siempre buscará la manera de minimizar al otro, con juicios, desaprobando de cualquier forma nuestras acciones e ideas.

Pero todos sabemos que las críticas nos pueden ayudar a mejorar, así que te compartimos las 6 razones que Moore nos da para confirmar está bien caerle mal a algunas personas y recibir críticas:

  1. Está haciendo algo, estás en movimiento: Aristóteles dijo que «la única manera de evitar las críticas es no decir nada, no hacer nada y no ser nada». Si eres objeto de críticas o juicios significa que estás trabajando, que estás en movimiento, poniendo todo tu esfuerzo por llevar adelante tus metas y sueños.
  2. Se puede hacer mejor: Cuando la crítica se alimenta de manera positiva y constructiva, podemos mejorar, aprender y crecer. Pon atención a lo que comentan de ti y tómalo como alertas de cosas que puedes ajustar para hacerlas funcionar para ti.
  3. Los otros se muestran como son: Por más que alguien te diga que no tiene nada que criticarte o reclamarte, pero se la pasa hablando a tus espaldas, sabes que es una persona falsa e inconsistente. También la forma en la que reaccionan a tus actos es un reflejo de cómo se sienten acerca de sus propias vidas.
  4. Los críticos nos confirman que vamos por buen camino: Mientras más éxito y bienestar tengas en tu vida, seguro aparecerán más «enemigos». Si te lo tomas por el lado positivo, significa que la gente está prestando atención a lo que haces. Steven Pressfield dijo que la crítica es lo que realmente quieres como una persona creativa, él lo llama «el elogio supremo.»
  5. Otras personas gastan sus energías en ti: Cuando alguien está hablando de ti se puede leer que la estás afectando de alguna manera, al usar su tiempo y atención a hablar de ti. Curiosamente, y conectando con el punto anterior, ser objeto de críticas puede ser una cosa muy halagadora. Respecto a esto, Oscar Wilde dijo la famosa frase, «sólo hay una cosa peor que ser hablado …» y es que nadie diga nada de ti.
  6. Te enseña de ti mismo: Algunas críticas pueden ser útiles, ya que señalan algo que nunca habías considerado o te enfrentan con una forma diferente de mirar algo. Pero al final, tienes que ponerlas en perspectiva y tomar con pinzas la posible lección que te deje, siempre conservando tu esencia y las características que te hagan sentir más seguro.

¿Crees que haya otra enseñanza en situaciones donde no les caemos bien a una persona y solo recibimos críticas de su parte? Comenta y comparte con nuestra comunidad tu experiencia.



Deja tus comentarios aquí: