7 beneficios comprobados de comer aguacate

El aguacate es definitivamente uno de mis alimentos preferidos, ¡lo como casi a diario! Seguramente ya habrás escuchado que es súper saludable y que, aunque es rico en grasas, se trata de grasas buenas. Muchísimos estudios han mostrado que el comer aguacate frecuentemente puede mejorar factores de riesgo cardiovascular, como los niveles de colesterol (total, LDL y HDL) y de triglicéridos.

Aún así mucha gente evita comerlo por miedo a que les engorde. Así que hoy estoy acá para decirte que no le temas al aguacate, y te voy a dar 7 razones extraídas de los estudios científicos más recientes para que comiences desde ya a incluir el aguacate en tu dieta diaria si es que no lo estás haciendo – más aún si tu objetivo es perder peso (ya verás por qué te lo digo).

 

  1. El aguacate es un alimento increíblemente nutritivo

Los aguacates son sumamente nutritivos y contienen una cantidad enorme de sustancias buenas para tu salud, incluyendo una variedad de más de 20 vitaminas y minerales. Por ejemplo, en una porción (unos 100 gramos) de aguacate encontrarás:

  • 26% de la recomendación diaria de Vitamina K
  • 20% de la recomendación diaria de Folato (ácido fólico)
  • 17% de la recomendación diaria de Vitamina C
  • 14% de la recomendación diaria de Potasio
  • 14% de la recomendación diaria de Vitaminas B5 y B6
  • 10% de la recomendación diaria de Vitamina E

Además contiene magnesio, manganeso, cobre, hierro, cinc, fósforo, y Vitaminas A, B1 (tiamina), B2 (riboflavina) y B3 (niacina).

Todo esto con 2 gramos de proteína, 7 gramos de fibra y 15 gramos de grasas saludables, para un total de 160 calorías por porción. Esto lo hace un alimento de una gran densidad nutricional.

  1. El aguacate aporta más potasio que la banana

El potasio es un nutriente indispensable para el mantenimiento del equilibrio de electrolitos en el cuerpo y, aunque mucha gente no lo sabe, la mayoría de nosotros no consume suficiente potasio. De hecho, la hipertensión, un problema comúnmente atribuido a un exceso de sodio en la dieta, suele deberse a una deficiencia de potasio.

Ahora que sabes que necesitas consumir suficiente potasio déjame decirte algo más: una porción de 100 gramos de aguate aporta 14% de la cantidad diaria recomendada de potasio, ¡mientras que una banana aporta apenas el 10%! Así que la próxima vez que pienses en reponer tus electrolitos cuenta con tu amigo el aguacate.

  1. El aguacate está cargado de grasas monoinsaturadas saludables para tu corazón

Es uno de los alimentos de origen vegetal más grasosos que existen, pero son en su totalidad grasas saludables. La mayor parte de las grasas del aguacate vienen en la forma de un ácido graso llamado ácido oleico. Se trata de un ácido graso monoinsaturado que es también el principal componente del aceite de oliva y que se cree que es el responsable de sus beneficios para la salud.

En diferentes estudios se ha encontrado que el ácido oleico reduce la inflamación (lo cual ayuda a reducir los niveles de colesterol y triglicéridos, así como la presión arterial) y hasta tiene efectos positivos en genes relacionados con el desarrollo de cáncer.

Pero las grasas del aguacate no sólo son súper saludables, sino que también son bastantes resistentes a la oxidación, lo que las hace buenas candidatas para cocinar (en el caso de que quieras probar el aceite de aguacate como alternativa al aceite de oliva o al aceite de coco vírgenes).

  1. El aguacate tiene un montón de fibra

¿Ya te han dicho que tienes que incluir fibra en tu dieta? No se trata sólo de una cuestión de tránsito intestinal, la función de la fibra va mucho más allá de eso: ayuda a mantener una flora bacteriana saludable en tu intestino (y esto tiene implicaciones enormes en tu salud), ayuda a absorber mejor los nutrientes, contribuye a la pérdida de peso, favorece el control de los niveles de insulina en sangre, y evita el desarrollo de enfermedades del tracto digestivo.

Pues bueno, el aguacate es un alimento extremadamente rico en fibra. Una porción de unos 100 gramos te aporta 7 gramos de fibra, que es un 27% (casi un tercio) de la cantidad diaria recomendada.

  1. La grasa del aguacate te ayuda a absorber los nutrientes de otros alimentos

He aquí algo en lo que quizás no has pensado: si quieres nutrir tu cuerpo no sólo necesitas comer alimentos nutritivos. Necesitas absorber esos nutrientes.

Es por eso que, en su intento de perder peso, la gente que equivocadamente elige comer bajo en grasas sale perdiendo, ya que hay una cantidad enorme de nutrientes que requieren la presencia de grasas para poder ser absorbidos. Es el caso por ejemplo de las vitaminas liposolubles: la Vitamina A, la Vitamina D, la Vitamina E y la Vitamina K, además de varios antioxidantes como los carotenoides.

Gracias a su alto contenido en grasas (que, repito, son saludables), el incluir aguacate en tus comidas te ayudará dramáticamente a absorber mejor los nutrientes de los otros alimentos (sobre todo las verduras) que comas en esa comida… ¡hasta 15 veces más que si los comieras sin ninguna grasa!

Es por eso que yo siempre recomiendo agregar un chorrito de aceite de oliva a tus verduras (ya sea crudas, en ensalada, salteadas o al vapor), y funciona exactamente igual si en lugar del aceite de oliva decides acompañarlos con aguacate.

  1. El aguacate aporta antioxidantes que pueden proteger tus ojos

No sólo te ayudará a absorber mucho mejor los nutrientes de otras verduras, sino que el aguacate también aporta muchos antioxidantes que son buenos para tu salud. Especialmente podrás obtener dos antioxidantes increíblemente importantes para la salud de tus ojos: la luteína y la zeaxantina.

En varios estudios se ha observado que estos dos antioxidantes ayudan a reducir drásticamente el riesgo de cataratas y de degeneración macular, dos problemas de la vista comunes en los adultos mayores.

Así que incluye aguacates para proteger tus ojos a largo plazo.

  1. Comer aguacate te ayudará a perder peso

Sí ya sé… te estarás preguntando “pero ¿cómo voy a perder peso comiendo un alimento tan grasoso y con tantas calorías?”. Pues te tengo noticias: sí que lo perderás.

Cuando se trata de perder peso las calorías no son lo único que cuenta. En realidad tu cuerpo maneja tus reservas de grasa y las calorías que tú comes en función de tus niveles hormonales y de tu salud en general. Unas hormonas desbalanceadas y un metabolismo poco eficiente hará que tiendas a engordar incluso si te esfuerzas haciendo dieta. Pero si balanceas tus hormonas y optimizas tu metabolismo con una alimentación adecuada, tu cuerpo será mucho más eficiente al utilizar las calorías que le das y podrás perder peso con poco esfuerzo.

Comer aguacate te ayudará a lograrlo, y hay estudios que lo comprueban. En uno de ellos se separó a los participantes en dos grupos: a un grupo se le dio una comida con aguacate, y al otro una comida de la misma cantidad de calorías pero sin aguacate. Se encontró que las personas del grupo que comió la comida con aguacate estaba 23% más saciada con la comida y tenían 28% menos deseos de comer hasta 5 horas después de la comida del estudio.

¿Crees que sentir más saciedad y menos deseos de comer a cada rato te ayudaría a perder peso? ¡Por supuesto que sí! Y eso lo puedes lograr incluyendo en tus comidas alimentos nutritivos, ricos en fibra y en grasas saludables como el aguacate.

Así que ya sabes: cero temor de comer aguacate. Inclúyelo frecuentemente en tus comidas (incluso a diario), prepáralo de las formas que más te gusten, y comienza a disfrutar de los beneficios que te ofrece esta riquísima fruta tropical.



Deja tus comentarios aquí: