7 formas de prevenir el cáncer de colon

Marzo es el mes del cáncer de colon. Es el tercer tipo de cáncer que causa más fallecimientos a escala mundial según la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Es fundamental por ende, estar atentos a los siguientes síntomas que marca Cancer.net; porque aunque pueden deberse a muchas enfermedades, también podrían indicar la presencia de un cáncer colorrectal.

Tales son: molestia abdominal frecuente, hinchazón en la zona abdominal, gases, sensación de llenura y deposiciones irregulares. También sangre muy oscura o roja intensa en la materia fecal, y pérdida de peso sin razón aparente.

Según la American Cancer Society, no se puede prevenir totalmente el cáncer colorrectal, pero sí hay medidas que podemos tomar para disminuir los factores de riesgo, así como para lograr una detección y atención temprana. Dichas medidas son las siguientes:

  1. Realizarse oportunamente pruebas de detección
  2. Evitar la obesidad
  3. Aumentar la intensidad y cantidad de actividad física
  4. Limitar el consumo de carnes rojas y procesadas
  5. Comer más frutas y verduras
  6. Obtener los niveles recomendados de calcio y vitamina D
  7. Evitar el consumo excesivo de alcohol

Lea también: Helycobacter pylori puede desencadenar cáncer de colon

Sin duda, la realización de pruebas de detección oportunamente marca la gran diferencia en este padecimiento. Según la Dra. Lisa Boardman, gastroenterólogo y hepatólogo de Mayo Clinic, las investigaciones han revelado claras ventajas (en términos de tratamiento, calidad de vida y sobrevida) en la detección de cáncer de colon no más allá de los 50 años. Su médico puede indicarle cuáles pruebas serían las indicadas para su caso.

Lea también: Prueban con éxito un compuesto contra el cáncer de colon

Finalmente, es vital recordar que el hábito tabáquico tiene consecuencias negativas en cualquier tipo de cáncer, y en la salud en general; pero en el caso particular del cáncer colorrectal, los pacientes fumadores tienen mayor probabilidad de fallecer que los que nunca fueron fumadores o quienes ya abandonaron el hábito. Puede obtener más detalles sobre esta investigación de la Universidad de Newcastle (Reino Unido) en este enlace.



Deja tus comentarios aquí: