7 maneras de regular tu menstruación

7 maneras de regular tu menstruación

Los desórdenes de la menstruación pueden presentarse de diversas maneras: flujo abundante o escaso, amenorrea (ausencia de menstruación), períodos irregulares, síndrome premenstrual, cambios de humor, fatiga, acné

Cualquiera de ellas definitivamente afecta tu calidad de vida, y son un signo de desequilibrio hormonal que puedes empezar a abordar trabajando en tu alimentación y estilo de vida con las estrategias que te sugiero a continuación:

1) Comer según las fases de tu ciclo: Debido a las fluctuaciones hormonales, las mujeres tenemos necesidades nutricionales diferentes a lo largo del ciclo y hay alimentos que nos favorecen más en distintos momentos.
2) Ejercitarte según las fases de tu ciclo: Por la misma razón, nuestros niveles de energía no son iguales durante todo el mes. Hacer ejercicio intenso cuando tu cuerpo necesita bajar el ritmo puede causar estragos en tus hormonas.
3) Evita realizar dietas restrictivas: Cuando realizas dietas extremas, muy bajas en calorías o donde se restringen ciertos grupos de alimentos, se produce un estrés tanto físico como emocional que puede hacer que tus hormonas se salgan de control.
4) Elimina el azúcar y harinas refinadas: Esto definitivamente hará una gran diferencia en tu salud general, al ayudar a regular una de las hormonas más importantes: la insulina.
5) Cuidado con el café: Aunque el café tiene sus beneficios, cuando hay desórdenes hormonales y sufres de ansiedad no es lo más recomendable. Solo para empezar, está comprobado que eleva los niveles de cortisol, la hormona del estrés.
6) Sal afuera y toma el sol: La vitamina D reduce la inflamación, los niveles de estrés y es esencial para el equilibrio hormonal.
7) Descansa lo suficiente: Dormir por lo menos siete horas es necesario, no solo para reponer energías y que el cuerpo se repare, sino para el balance de nuestras hormonas.

Ante todo, siempre es importante escuchar las señales de tu cuerpo, amarlo y respetarlo entrando en sintonía con tu ciclo femenino, entendiendo y aceptando que durante las distintas fases (menstrual, preovulatoria, ovulatoria y premenstrual) nos sentimos, pensamos y actuamos de manera diferente, y que eso está bien porque somos mujeres cíclicas.

 Imagen de Manfred Antranias Zimmer en Pixabay



Deja tus comentarios aquí: