7 maneras en las que la música te hace más productivo en el trabajo

7 maneras en las que la música te hace más productivo en el trabajo

Escuchar música ha sido una parte importante de nuestra cultura global durante décadas. Se sabe que nos hace reír, nos hace llorar y nos puede hacer sentir casi cualquier tipo de emoción que quieras nombrar. Sin embargo, ¿alguna vez has pensado en cómo escuchar música mientras trabajas puede mejorar tu motivación, concentración y niveles generales de productividad?

No importa si escuchas algo nuevo o uno de tus éxitos favoritos de todos los tiempos, la música hace que tu cerebro y tu cuerpo se muevan y estén listos para lograr cualquier cosa.

Aquí te van algunas formas en que las que la música te ayuda a hacer justamente eso:

  1. Te ayuda a pasar por tiempos difíciles

Todos sabemos que en el trabajo no todo es color rosa. Habrá momentos en los que te quedes estancado haciendo tareas aburridas, repetitivas y francamente tediosas. Entonces, ¿qué mejor manera de lidiar con esta carga de trabajo que ponerte los auriculares para empezar a divertirte?

La motivación para una tarea se deriva de disfrutarla, por lo que, incluso si la tarea en sí misma no es la más emocionante, la música es un gran factor que contribuye a que eso y tu estado de ánimo puedan cambiar.

  1. Haces que fluyan los jugos creativos

Todos en el mundo tienen cierto grado de creatividad, un aspecto esencial de la naturaleza humana que es vital cuando se trata de la productividad laboral. ¿Te sientes atrapado por ideas sobre cómo avanzar en tu próximo proyecto? Entonces, pon en marcha tu lista de reproducción favorita para que fluyan los jugos creativos.

Ya sea que trabajes, o te encuentres en una aventura personal, la música puede inspirar lo que estás haciendo y ayudarte a formar nuevas ideas y conceptos

  1. Desarrollas un ritmo en tu trabajo

Mejora tu lista de reproducción de baile, rock o entrenamiento mientras estás en el trabajo, y notarás al instante un aumento en el ritmo de tu flujo de trabajo. Esto te ayudará a realizar tareas más rápido y de manera más eficiente.

Por supuesto, si eliges música con un BPM (pulsos por minuto) extremadamente alto, esto puede ser algo molesto. Sin embargo, puede variar de persona a persona.

Experimenta con diferentes géneros, como blues y jazz, y encuentra lo que funciona para ti. Algo con un ritmo constante seguramente te ayudará a aumentar la velocidad si sientes que estás aflojando.

  1. Te ayuda a concentrarte

No hay nada más molesto que ser interrumpido por un colega cuando estás realizando un informe o trabajo importante. En cambio, la música, especialmente si llevas auriculares, es una excelente manera de ahogarlos, pues maximiza tus niveles de concentración.

La música repetitiva funciona mejor aquí. Si te estás enfocando en algo nuevo con muchos ritmos cambiantes o voces variables, esto puede ser muy molesto ya que tu cerebro siempre está tratando de procesar nueva información. Sin embargo, se sabe que algo estable y tranquilo puede aumentar tus niveles de concentración.

  1. Disfrutas de un poco de ruido de fondo

De la mano con el punto anterior, vale la pena recordar que no todas las oficinas o espacios de trabajo son ruidosos y están a la vista. Algunos son, de hecho, inquietantemente silenciosos, lo que puede ser muy desagradable cuando intentas trabajar.

¡La música es una excelente manera de romper el silencio y hacerte sentir más vivo!

  1. Mejora tu estado de ánimo

¿Alguna vez te diste cuenta de que cuando tu canción o artista favorito comienza a reproducirse en tu transmisión de Spotify, te resulta difícil ocultar esa sonrisa natural? Esto se debe a que la música es reconocida por su capacidad para levantar nuestro estado de ánimo, poner una sonrisa en nuestras caras y hacer que el trabajo que hacemos sea mucho más agradable.

Piensa en casi cualquier situación en tu vida. Tal vez has conducido al trabajo, o incluso en un viaje por carretera. Tal vez has estado sentado en casa, cocinando o arreglando tu casa: ya sabrás lo mucho más agradable que es algo cuando baila al ritmo de la música.

¡Simplemente aplica esta misma lógica a todos los aspectos de tu vida!

  1. Minimiza las distracciones

Ya sea que trabajes en un almacén o en una oficina, hay ruidos a nuestro alrededor que pueden distraernos de lo que estamos tratando de hacer. Sin embargo, sintonizar tu estación de radio favorita es una excelente manera de bloquear estas distracciones externas, pues te permiten mantener el foco.

Como mencioné anteriormente, las líneas de bajo grandes, muchos ritmos cambiantes y voces únicas y en constante cambio tal vez no sean la mejor manera de minimizar las distracciones, porque siempre hay algo nuevo en qué enfocarse. No obstante, la música tranquila y repetitiva es una forma segura de cancelar cualquier sonido de fondo molesto.



Deja tus comentarios aquí: