7 pasos para tener una idea de negocio innovador

idea de negocio innovador

Muchas veces surgen ideas de negocio innovadoras sin quererlo y otras, por más que se “rompa la cabeza”, no se consigue nada.

La buena noticia es que existen técnicas para generar ideas basados en creatividad que activarán la mente como si fuera una fuente para generar ideas para desarrollar negocios.

Así que ofrecemos 7 pasos con dinámicas para generar este tipo de ideas:

1. Identificar un segmento de cliente atractivo relacionado con ideas de negocio innovadoras

A veces sucede que se piensa en clientes cuyo perfil está alejado de nuestras aficiones, gustos,  comportamientos o ideales, que resulta muy complicado identificarse con ellos.

Por tanto, el primer paso es encontrar un segmento de cliente que resulte atractivo y concretarlo al máximo, para poder tener claro quién es ese cliente y empatizar con él. Por ejemplo, encontrar parejas de entre 30 y 40 años, con hijos pequeños de entre 3 y 10 años, que trabajan y no tienen tiempo para hacer deporte. Es un segmento de clientes lo suficientemente específico como para poder trabajar con ellos.

2. Encontrar qué problemas tiene el segmento de cliente

En esta fase lo que se quiere es encontrar problemas del segmento de clientes, que son el punto de partida de muchas metodologías, como por ejemplo, lean startup. Pero el primer paso para saber “cómo se generan las ideas de negocio“ es focalizarse en soluciones.¿ Qué problemas tiene nuestro segmento de cliente? Para ello, hay que emplear algunas técnicas, como por ejemplo la técnica del gamestorming.

3. Generar gran cantidad de problemas con Gamestorming

La técnica del Gamestorming ayuda a generar ideas innovadoras siguiendo el mismo proceso creativo que sigue nuestro cerebro.  Son fases de calentamiento del cerebro, como si se tratara de un deportista que debe realizar una competición, se deben proponer algunos juegos creativos, generar más ideas, cuantas más mejor, ordenarlas, clasificarlas, establecer relaciones, etc. En cada una de las fases se emplean diferentes técnicas de creatividad, que permite abrirse a un pensamiento divergente, de generación de idea de negocio, un proceso de exploración y finalmente el filtrado de las mismas.

4. Lienzo de Propuesta de Valor y Early Adopter

Con el Lienzo de Propuesta de valor y Early Adopter, lo que se hace es empatizar con los clientes, conocer qué comportamientos tienen, qué objetivos desean cumplir, qué acciones realizan y qué problemas les provocan esas acciones.

Generalmente, los problemas son los que hemos generado en la fase anterior, pero a veces se generan nuevos, simplemente por el hecho de poner nombre y apellidos a los clientes objetivo. Es un proceso que merece la pena realizar.

5. Proponer soluciones a los problemas detectados

Una vez que se tenga al clientes objetivo y problemas que resolver, hay que encontrar soluciones que satisfagan a esos clientes. El proceso de generación de soluciones (que derivarán en ideas innovadoras para empresas) se puede basar de nuevo en la técnica del Gamestorming.

6. Identificar beneficios y seleccionar la solución más apropiada

Aquí se elegirá la solución o soluciones que más beneficios aporten o que resuelvan los problemas más acuciantes de los clientes. El proceso de selección es mejor realizarlo con los miembros del equipo, porque es mejor tener diferentes perspectivas para elegir la mejor opción.

7. Salir a la calle y hablar con los clientes

Salir a hablar con los clientes es el paso fundamental para comprobar si todo lo que se ha ideado se cumple en realidad. La mayoría de los procesos fracasan porque los emprendedores con una buena idea de negocio se quedan sin realizar este paso, sin comprobar si sus ideas se fundamentan en necesidades reales. Por lo tanto, uno mismo debe hacer la entrevista del problema.

Vía: innokabi.com



Deja tus comentarios aquí: