7 tips para controlar las porciones y evitar comer de más

7 tips para controlar las porciones y evitar comer de más

Si sospechas que estás comiendo un poco más de la cuenta, lo que debes hacer es aprender a sintonizarte con las señales de hambre de tu cuerpo de manera que puedas darle a tu cuerpo lo que necesita (ni más ni menos), y comer hasta estar [email protected], no a reventar. El problema es que quizás en el momento no te das cuenta de que has comido demasiado, sino que lo sientes un rato después. Así que ¿cómo sintonizar con tus señales fisiológicas y evitar comer de más? Comiendo lentamente y con consciencia de la comida.

Cuando comes lento te das el tiempo de disfrutar realmente la comida y le das tiempo a tu estómago de indicarle a tu cerebro que ya está lleno y que no necesitas comer más. Este proceso tarda 20 minutos, así que es necesario que trates de demorarte ese tiempo durante la comida.

Acá tienes 7 tips que te ayudarán a comer más lento y durar los 20 minutos recomendados:

  1. Siéntate en la mesa para comer, no comas de pie.
  2. Sírvete la comida en un plato, no comas directamente del envase o la olla.
  3. Toma bocados pequeños, no enormes.
  4. Reposa el cubierto en el plato (suéltalo) entre bocado y bocado.
  5. No pongas el cubierto con comida frente a tu boca mientras masticas, termina de tragar por completo antes de meterte otro bocado a la boca.
  6. Sírvete un vaso de agua para acompañar la comida y toma uno o dos sobros de agua cada dos o tres bocados.
  7. Ponte un reloj para medir el tiempo que demoras comiendo y proponte alargarlo cada vez poco a poco.

Como ves, no se trata como tal de “intentar comer menos”, sino simplemente de tomarte el hecho de comer con una perspectiva diferente.

Además de estos tips para comer lentamente, puedes ayudarte a regular tus porciones de forma natural y sin restringirte usando un plato pequeño (de postre) en lugar de un plato grande. Es una estrategia simple, pero las investigaciones han mostrado que funciona muy bien cuando necesitas disminuir tus porciones. Sírvete menos cantidad de lo habitual, y espera 10 minutos antes de volverte a servir. Si luego de pasado ese tiempo aún tienes hambre entonces sírvete de nuevo sin problema. La clave es sintonizar con tu cuerpo, y no restringirte.

Con cada bocado pregúntate si de verdad tienes más hambre o si simplemente quieres comer más porque te gusta lo que estás comiendo. Hacerte esta pregunta y aprender a distinguir las respuestas es clave: cuando tienes hambre podrías comer cualquier cosa, incluso algo que no te gusta mucho. Cuando son ganas de comer, solo quieres comer algo en particular.

Por último verifica si estás comiendo con estrés o ansiedad. Si ese es el caso, seguirás comiendo más de lo necesario, porque el comer libera endorfinas que nos hacen sentir bien. De ser así entonces haz lo necesario para disminuir el estrés y la ansiedad y poder comer de forma natural y calmada.

Espero que te hayan servido estos consejos sobre cómo controlar las porciones, y si quieres más información sobre el tema de las cantidades te invito a mirar este video sobre cuáles son las porciones de cada alimento recomendadas para adelgazar.



Deja tus comentarios aquí: