8 leyes de la visualización creativa

Muchas de las cosas que comparto en mis libros y talleres son las que yo aprendo a punta de fregazos. Una de ellas es que todos somos grandes creadores y visualizadores. Suena padrísimo pero se convierte en un problema cuando no somos conscientes de este poder y creamos lo que no queremos que suceda.

Visualización Creativa” significa utilizar conscientemente el poder de la imaginación para crear lo que deseamos que suceda. Esto implica reconocer: (i) que cada uno de nosotros tiene la capacidad para transformar su vida, y (ii) que la imaginación es una herramienta para hacerlo.

Es importantísimo reconocer estas dos cosas ya que vivimos bajo programaciones que nos dicen que lo que sucede en nuestra vida es algo que nos pasa por mala suerte o porque “Dios quiere”, y que es malo ser un soñador.

Pero si ya muchos autores o conferencistas que hablan de las leyes de la atracción reconocen estas dos grandes realidades, entonces ¿Porqué no siempre nos funcionan? o ¿Porqué no a todas las personas les funcionan?

Creo que es porque si bien la intención es el ingrediente más poderoso, hay que seguir ciertos pasos para que la receta funcione. Por ejemplo, si quieres cocinar un pastel, hay que ponerle huevos (en el buen sentido de la palabra y en el malo también), harina, leche, mantequilla, etc. Asimismo, para que se cocine bien, no metes el pastel al horno y le pones la harina después de sacarlo. ¿Cierto?

Así que para crear algo, se necesitan seguir ciertas leyes, las cuales voy a nombrar en base a mis propias experiencias y al material que nos dejó un autor llamado Ophiel:

1. Ley de la Visualización. Es necesario formar una imagen mental lo más clara y específica posible de lo que queremos que ocurra. Entre más detallada sea la imagen, mejor. Imagínate viviendo o recibiendo lo que has pedido, e involucra los cinco sentidos. Visualiza como se ve, como huele, que sonidos se escuchan, como se siente al tacto y hasta como sabe. Suena un poco raro, pero por ejemplo, si estás visualizando un carro nuevo, imagina como se ve y como huele el carro, como se siente al tacto, cómo se escucha el motor, y para involucrar el gusto, imagina que vas tomando un refresco o un café en él. ¿Qué estás tomando y a qué sabe?

CreativeVisualization3

2. Ley de la Esfera de la Disponibilidad. Creo que esta es una de las grandes aportaciones de Ophiel. A lo que esto se refiere, es que debemos visualizar algo que esté razonablemente a nuestro alcance y en base a eso ir expandiendo nuestra esfera de posibilidades. Por ejemplo, si no tienes trabajo, imaginar que te darán un sueldo de un millón de dólares al año será muy difícil, ya que es algo que no está disponible para ti, y si no llega, será muy sencillo que pierdas fe y motivación. Sin embargo, si imaginas que obtienes un trabajo en base a tus habilidades actuales, aunque pague poco, una vez que lo consigas tendrás mayor fe y podrás visualizar algo un poco más ambicioso, y así sucesivamente. Lo que esto revela es que la visualización creativa es una habilidad que se desarrolla con esfuerzo y constancia. Para que una persona llegue a ser un gran artista o atleta olímpico, requiere esfuerzo constante y poco a poco irá mejorando hasta ser todo un maestro.

3. Ley de la Limitación. A lo que esta ley se refiere, es que es importante ser específicos respecto a que tanto queremos recibir. Por ejemplo, si yo como abogado pido tener mucho trabajo, es importante que sea específico respecto a cuanto trabajo quiero y por cuanto tiempo, ya que de otra manera es posible que lo reciba pero que sea tanto trabajo que me estrese y venga una reacción contraria en mis emociones, si por ejemplo no puedo ni tomarme un domingo libre.

4. Ley de la Unión. Esta es otra gran aportación de Ophiel que es un poco más difícil de explicar, pero haré mi mejor esfuerzo. A lo que se refiere esta ley, es que este es un universo de dualidades, en el que todo lo que se crea tiene una fuerza opuesta. Para entender mejor este concepto contemplemos el símbolo del Yin y el Yang. Si te fijas, es un círculo dividido por una línea con la forma inversa de la letra S. 

yinyang

Algo que es muy importante observar en este símbolo es que con el trazo de una sola línea, ambos opuestos aparecen de forma simultánea y necesaria. Un polo nunca aparece sin el otro. Por eso, este símbolo nos comunica que la dualidad (o polaridad) es la manera en que aparece todo lo que existe. Todo acto crea una fuerza opuesta. Por ejemplo, no se puede entender la luz sin la obscuridad. No puede existir el arriba, si no es en relación al abajo. No puede existir algo del lado izquierdo, si no hay algo del lado derecho. Inevitablemente, hay una resonancia no porque los opuestos sean iguales, sino porque la existencia de uno genera la existencia del otro.

Por esta razón, es importante considerar que cuando visualizas algo también se está creando una fuerza opuesta, que si no se considera y se controla puede también manifestarse. Por ejemplo, si te visualizas recibiendo mucho dinero, se crea la alternativa de que no recibas nada. Para evitar que se manifieste, es necesario pedir que el resultado de la visualización no se invierta, y que la fuerza opuesta desaparezca integrándose a nuestra visualización. Mi amigo Martín Cháirez lo dice de otra manera, pidiendo que “el resultado de la visualización sea perfecto”, lo cual también funciona bien ya que la perfección implica que no se genere el efecto contrario.

5. Ley de las Emociones. Esta ley es la más importante y la más fácil de explicar. Cuando visualices algo, emociónate con el resultado como si ya lo hubieras recibido. El universo no responde a tus pensamientos. Responde a tus emociones. Si no te emocionas con la visualización, no va a pasar nada. Si te emocionas, le darás a la visualización una fuerza que hará que no se detenga.

6. Ley de la Certeza. Tener certeza es mucho mejor que tener fe. Cuando visualizas algo, ya existe una energía en el plano etérico que se va a materializar. Para eso, hay que tener la certeza plena de que va a suceder. La fe es importante, pero debe debe ser el camino que nos lleve a la certeza. Esto se relaciona muchísimo con la ley de la disponibilidad ya que en la medida en que ampliamos nuestra certeza, ampliamos nuestra esfera de disponibilidad, y viceversa.

CreativeVisualization2

7. Ley del Agradecimiento. El agradecimiento al universo por lo que recibimos abre muchas puertas, y permite que se materialicen más cosas. Agradecer involucra las leyes de la certeza y de las emociones ya que cuando agradecemos por algo, hay una emoción positiva y la certeza de que lo que pedimos ya está concedido.

8. Ley de la Constancia. Como lo dije antes, para ser un gran atleta o artista, hay que practicar mucho. No te harás un gran visualizador creativo consciente de la noche a la mañana. Practica todos los días. Empieza por algo sencillo y cada vez visualiza cosas más complejas.

Espero que aplicar estas leyes te sirva tanto como a mí, pero te quiero invitar a que las utilices no para pedir el pescado, sino para aprender a pescar. A lo que me refiero es que pedir cosas materiales es lo de menos. Seamos más aventurados y utilicemos la visualización creativa como herramienta de transformación interior. Por ejemplo, visualicemos que logramos terminar un vicio, o que desarrollamos una habilidad nueva que nos hará mejores. ¡Eso sí que es importante y hace un cambio permanente en nuestra vida!



Deja tus comentarios aquí: