8 Recomendaciones que debes seguir si padeces del síndrome del túnel del carpo

8 Recomendaciones que debes seguir si padeces del síndrome del túnel del carpo

Es una causa frecuente de dolor y hormigueo en las manos. Se puede presentar en cualquier persona, especialmente en aquellas que realizan actividades laborales y deportivas donde intervienen las manos. La mayoría de los casos pueden solucionarse sin recurrir a la cirugía.

El síndrome del túnel carpiano (o túnel del carpo) es un trastorno doloroso de la mano, que se caracteriza por la sensación de hormigueo o adormecimiento que abarca los dedos pulgar, índice, medio y la mitad del dedo anular que se encuentra al lado del dedo medio. Se produce por la compresión de una estructura llamada nervio mediano, este es un trayecto nervioso que se encarga de dar inervación a la mano y que, con relativa frecuencia, puede verse comprimido a su paso por la muñeca, produciendo entonces estos molestos síntomas.

Si este problema no es tratado, y la compresión se mantiene, puede producirse la lesión del nervio, lo cual se hace notorio cuando el hormigueo se torna más frecuente y se asocia a los síntomas iniciales pérdida de fuerza en los músculos de la mano, lo cual produce debilidad para cargar peso, abrir puertas, destapar frascos o hacer algunas actividades del hogar.

Esta enfermedad aparece con cierta frecuencia en las personas que practican algunos deportes como el ciclismo, el tenis y la gimnasia deportiva, entre otros, también puede aparecer en personas que trabajan con computadoras por largas horas, las embarazadas y mujeres que usan anticonceptivos orales, por el aumento de estrógenos y la consiguiente retención de líquidos. Otras enfermedades que se asocian al síndrome del túnel del carpo la constituyen los diversos trastornos de la glándula tiroides, la artritis de la muñeca, el sobrepeso y la obesidad.

En todos los casos, y de forma característica, el hormigueo aumenta por la noche en la cama, el estar arropado genera cierto grado de calor en la mano que produce dilatación de los vasos sanguíneos que pasan por el túnel, lo que provoca un mayor compromiso de espacio para el nervio mediano.

La gran mayoría de los casos pueden tratarse sin necesidad de cirugía. Tratamientos como la terapia neural combinadas con un plan de rehabilitación y terapia ocupacional permiten eliminar la compresión del nervio mediano, haciendo que desaparezcan el dolor y las molestias permitiendo así la recuperación total del paciente, y sobre todo, recuperar su calidad de vida.

Si padeces esta molestia te dejamos 8 tips útiles que te ayudarán a sentir menos dolor e incluso te ayudarán a prevenir que la inflamación del nervio mediano se agrave.

  1. Sacudir la mano.
  2. Colocar las manos hacia abajo.
  3. Sumergir las manos en agua tibia o caliente a tolerancia por 10 a 15 minutos dos veces al día.
  4. Evitar mantener la muñeca en flexión o extensión por largos períodos de tiempo.
  5. Evitar la rotación externa de la muñeca (frecuente al hacer movimientos para exprimir).
  6. Uso de férula nocturna y durante la actividad laboral.
  7. Considerar la posibilidad de suspender los anticonceptivos orales.
  8. Evitar presión sobre la mano al dormir.


Deja tus comentarios aquí: