9 razones para convencer a tu pareja de no fumar

9 razones para convencer a tu pareja de no fumar

A los fumadores no les gusta que les pregunten si saben el daño que le hacen a su salud cada vez que encienden un cigarrillo. Ellos lo saben, mucha gente se los ha dicho: profesores, abuelos, amigos, padres, tíos…

Pero, si es tu pareja a quien debes convencer de dejar de fumar, el amor entre ustedes es un trampolín para tener esa conversación que con otra persona puede llegar a tornarse muy incómoda.

Si las enfermedades pulmonares, las deficiencias cardiovasculares, la leucemia o, incluso, el cáncer de garganta no son suficientes razones para asustar a tu ser querido fumador, quizás estos inéditos factores sí lo sean:

1. Si tú fumas, tus futuros hijos fumarán

Un estudio reciente publicado en la revista Pedriatrics demostró que los hijos de los fumadores actuales y ex fumadores son más propensos a fumar. Los investigadores no están muy seguros de las razones por la que esto ocurre pero algunos creen que puede ser genético.

2. Consumes más nicotina de la que piensas

Una investigación de la Harvard School of Public Health encontró que los niveles de nicotina en los cigarrillos se incrementaron un 11% entre 1997 y 2005. Lo que quiere decir que, si fumas esporádicamente, igual estás consumiendo un alto nivel de nicotina. Sucede lo mismo con los cigarrillos light que pueden llegar a ser más adictivos que los comunes y peores para la salud.

3. Contribuyes a la mala salud global

La Organización Mundial de la Salud informó que casi el 80% de los mil millones de fumadores del mundo vive en países pobres y en desarrollo. Estas regiones no tienen las políticas suficientes para demostrar que el consumo de nicotina es realmente nocivo para la y son menos propensos a regular la venta y promoción de cigarrillos. La industria tabaquera sabe aprovecharse de esto y gana millones y millones.

4. Estás perdiendo mucho dinero

De acuerdo con la calculadora de la American Cancer Society, el consumo per cápita de cigarrillos suma 2,922$ por año. Es bastante, ¿cierto?

5. Te estás haciendo más débil

Fumar tiene efectos en el sistema cardiovascular y reduce la circulación de la sangre a los órganos, afectando tu capacidad para trabajar con todo tu potencial. Pero, ¿sabías que fumar puede realmente debilitar tu respuesta muscular? La falta de oxígeno afecta tus músculos y los hace poco eficientes.

6. Cooperas con redes criminales

Según la Organización Mundial de la Salud, entre el 12 y el 33% de los cigarrillos que se venden a nivel mundial están en el mercado negro. ¿Qué significa esto? Que el dinero que pagaste por tu cajetilla podría estar ahora en el bolsillo de la delincuencia organizada, los funcionarios corruptos del gobierno e incluso en organizaciones terroristas.

7. Aspiras todo lo que está a tu alrededor

Fumar paraliza los mecanismos de defensa naturales de nuestro cuerpo y lo hace más propenso a cualquier amenaza externa, ya sea un resfriado o una bacteria. El cuerpo lucha constantemente para eliminar las toxinas que el cigarrillo deja a su paso y se olvida de protegerte. No puede hacerlo todo al mismo tiempo.

8. La radiación

Fumar un paquete de cigarrillos al día durante un año proporciona, aproximadamente, 0,36 Sv de dosis de radiación a su cuerpo. Esto, a su vez, equivale a 72 radiografías dentales, o a volar en un avión durante 106 horas. Sin duda es mucho más de lo que nuestro cuerpo puede asimilar, considerando que nos exponemos a la radiación mucho más de lo que pensamos.

9. Estás dejando una mancha imborrable

¿Has oído hablar del humo de tercera mano? A diferencia del humo de segunda mano, que es el que entra en contacto con los no fumadores, el humo de tercera mano es el que queda en las superficies de los muebles, mesas o paredes mucho tiempo después de que un fumador ha dejado el lugar. Estos residuos se acumulan y se resisten a la limpieza normal y  la ventilación. Investigaciones recientes afirman que el humo de tercera mano provoca daños en el ADN y es uno de componentes más cancerígenos del mundo.



Deja tus comentarios aquí: