9 señales para saber si eres un emprendedor

9 señales para saber si eres un emprendedor

Los emprendedores son un grupo original y único de personas. No solamente piensan diferente, sino que actúan diferente. Debido a sus hábitos, personalidades y modos de pensar logran tener ideas que están entre el límite de la genialidad y locura.

Por ello hay ciertas señales para saber si eres un emprendedor. Y no porque seas un pensador fuera de lo común y se te ocurra una brillante idea para sustituir la gasolina en los autos, significa que tengas todo lo necesario para ser un buen líder empresarial.

Si alguna vez te has preguntado si lo eres, echa un vistazo a algunas de las características y habilidades que se necesita para ser un líder empresarial de éxito visto desde otra óptica.

  1. Que tengan experiencia de vida. Barbara Corcoran, fundadora de The Corcoran Group, señala que la gente que tiene una idea, pero no necesariamente una estrategia detallada, tienen más probabilidades de poseer esa “pasta” de emprendedor. “Odio a los emprendedores con planes brillantes de negocio”, confiesa. ¿Cuál es su recomendación? “Inventar en lugar de gastar tiempo escribiendo un plan de negocio en el escritorio”. De hecho, se cree que las personas con aleccionadoras experiencia de vida tienen mayor capacidad para resolver problemas que se presenten que aquellos que están metidos entre libros y computadoras.
  2. Que sean inseguros y temerosos. “Muchos empresarios que denotan una seguridad y ambición son realmente inseguros”, dice Corcoran. Al evaluar posibles inversiones de los postulantes, admite: “Quiero a alguien que tenga miedo a la muerte”. Los que están nerviosos por defecto pueden tener mayor focalización de la situación y estar dispuestos a hacer lo que sea necesario para tener éxito. “Si te sientes inseguro, utiliza esa emoción que te lleve a alcanzar tus objetivos de negocio”, añade.
  3. Que sean astutos. “Uno de mis programas favoritos de televisión era MacGyver”, confiesa por su parte Tony Hsieh, CEO de Zappos, filial Las Vegas, “porque nunca tuvo exactamente los recursos que necesitaba, pero de alguna manera encontraba la manera de hacer que todo funcione”. Siendo empresario de toda la vida, Hsieh comenzó sus ideas de emprendimiento con una granja de lombrices, para luego tener una empresa para fabricar botones hasta un restaurante de pizzas. “Admiro la combinación de MacGyver con su creatividad, optimismo y la astucia de la calle. En última instancia, creo que eso es lo que significa ser un empresario; ser un MacGyver para los negocios”, admite Hsieh. Sin duda, una de las señales para saber si uno es emprendedor.
  4. Que sean atrevidos. Stephane Bourque, fundadora y directora ejecutiva de British Incognito Software, con sede en Vancouver, Canadá, señala que los verdaderos empresarios son más propensos a pedir perdón que permiso, enfrentarse a los retos y problemas, incluso sin la aprobación de sus superiores. “Los empresarios nunca están satisfechos con el status quo”, admite Bourque, quien descubrió que no estaba destinada para el mundo corporativo cuando salía constantemente con nuevas ideas y mejores formas de hacer las cosas que no eran necesariamente apreciados por sus jefes. Ahora, dice que “me gustaría que mis empleados se metería en más problemas, porque demostraría que están en la búsqueda de oportunidades para mejorarse a sí mismos o de las operaciones de la empresa”.
  5. Que sean valientes. Donde hay mayor riesgo es donde los empresarios ven su potencial, asegura Robert Irvine, Cheff y anfitrión del programa “Food Network Restaurant: Imposible : The TrueTreps “. “No tienen miedo de hipotecar sus casas con el fin de reunir los fondos que necesitan para crear una nueva empresa”, señala. De alguna manera, Irvine insiste en que este tipo de emprendedores son los más optimistas en última instancia, debido a que operan bajo la creencia que sus inversiones darán buenos frutos a mediano o largo plazo.
  6. Que sean inquietos. Los empresarios tienen una energía desenfrenada que los alimenta y sorprende. Están ansiosos, emocionados y llenos de energía pensando en el negocio de una manera que les hace destacar. Irvine lo sabe: es dueño de un restaurante en Carolina del Sur, inauguró recientemente uno cerca del Pentágono en Washington DC, tiene una empresa de alimentos y prendas de vestir, además de animador de su programa de televisión.
  7. Que sean motivados por los retos. Cuando se enfrenta a los problemas, muchos empleados tratan de lavarse las manos ante tal situación. Los empresarios, en cambio, se enfrentan con gran altura a las circunstancias. “Los retos los motivan a trabajar más duro”, dice Jeff Platt, director general de la franquicia Sky Zone Indoor Trampoline Park . “Un emprendedor no cree que nada es insuperable … Se enfrenta a la adversidad y sigue adelante”.
  8. Que se consideren mal vistos. Los empresarios no siempre son aceptados, admite Vincent Petryk, fundador de JP Licks, una cadena de heladerías de Boston. “Pueden ser vistos como obstinados, peculiares y exigentes, pero eso no es necesariamente algo malo. A menudo son rechazados por ser diferentes de alguna manera, y eso los hace trabajar más duro“, agrega Petryk. Cuando su ex jefe no estaba de acuerdo con su investigación en la calidad del helado, renunció a su trabajo iniciando por su cuenta un estudio para encontrar sabores más audaces. En lugar de copiar lo que la mayoría de las otras heladerías estaban haciendo, incluyendo la compra de los mismos proveedores de renombre, Petryk forjó su propio camino.
  9. Que se rodeen de asesores. La actriz Jessica Alba, co-fundadora y presidente de The Honest Company, una empresa que vende productos para bebés, el hogar y cuidado personal con sede en Santa Mónica, California, señala que “es importante rodearse de gente más inteligente que tú y escuchar sus ideas que no son las tuyas. Estoy abierta a las ideas que no son mías porque creo que el éxito requiere de comunicación, colaboración y, a veces, hasta ver el fracaso”.

Aunque no se tenga ahora mismo todas estas características, probablemente uno puede desarrollarlo con el paso el tiempo. Después de todo, ser un emprendedor es un estilo de vida, no un hobby o trabajo.

De lo anteriormente expuesto, ¿consideras que tienes algunas de estas habilidades para convertirte en un emprendedor de éxito?

Vía: entrepreneur



Deja tus comentarios aquí: