A salvar nuestros mares

Millones de toneladas de partículas de plásticos han invadido nuestros océanos. Estos pedacitos son similares a la comida de los peces y aves que los habitan. Una vez consumidos miles de especies mueren. Pero además, estas partículas contienen químicos como DDT y PCB, los cuales al ser ingeridos por algún pequeño animal marino comienza a formar parte de nuestra cadena alimenticia. En otras palabras los seres humanos estamos consumiendo contaminantes químicos en pequeñas dosis todos los días.

Recientemente el joven holandés Boyan Slat tuvo una idea. Desarrolló un conjunto de dispositivos flotantes designados para limpiar más de 7 millones de toneladas de plásticos que se encuentran suspendidos en la superficie de los océanos, específicamente acumulados en cinco áreas de gran concentración, llamadas “giros”.

La matriz que tiene forma de manta raya conecta una serie de plataformas que se fijan en el fondo del mar. Está conformado por una serie de barreras flotantes que actúan en lugar de las redes, donde se concentran el plástico para su recogida y reciclaje. Es una suerte de embudo colador gigante.

2El ángulo de los brazos del aparato obliga al plástico a ir en dirección de las plataformas, donde se separa del plancton, para posteriormente ser filtrado y almacenado para su reciclaje y venta, de manera que el proceso se convierta en un sistema rentable.

Según lo afirma Boyan, este diseño podría salvar a cientos de miles de especies acuáticas que mueren por consumir plásticos al año. También se reducirían los contaminantes que se acumulan en la cadena alimenticia,  ahorraría millones de euros en los costos de limpieza, aumentaría el turismo y reduciría los danos en las embarcaciones marinas.

Esta maravillosa iniciativa  le ha valido al joven estudiante de Ingeniería Aeroespacial, varios premios que incluyen el de Mejor Diseño Técnico 2012 de la Universidad Tecnológica de Delft. También creo la Fundación The Ocean Cleanup que se encarga de apoyar sus propuestas.

Aun cuando se encuentra en su fase inicial, y los resultados preliminares han sido positivos, todavía no se ha podido determinar con exactitud que tan viable podría ser esta propuesta. Sin embargo al conocer un poco mas sobre este joven de mente brillante, casi podríamos vaticinarle un éxito seguro. ¡No todo está perdido!

 



Deja tus comentarios aquí: