A tomar mas agua

Es curioso que algo tan sencillo como TOMAR AGUA pueda generar cambios POSITIVOS en la salud. ¡Haz la prueba!

El cuerpo de un adulto está compuesto en un 65% de agua, presente en todas las células, los tejidos y en la sangre, que la requiere para realizar el transporte de oxígeno a cada una de las células que conforman nuestros órganos, incluyendo el corazón. Sin el agua las células van muriendo lentamente hasta hacer que el corazón se detenga. Si nuestro cuerpo no recibe nada de líquido durante 5 o 6 días, el peligro de muerte es bastante elevado.

En Japón, se tiene por costumbre seguir una terapia de agua, aprobada por la asociación médica de Japón, que consiste en tomar agua inmediatamente después de despertarse todas las mañanas. Y que proclaman es efectiva para combatir y prevenir algunas enfermedades.

Por ejemplo, Tomar agua ayuda a perder peso, porque no tiene grasas, calorías, carbohidratos, ni azúcar, y sustituye al alcohol, refrescos y zumos envasados.

Aumenta tu energía: Si no bebes suficiente agua, te deshidratas y la deshidratación te quita energía y provoca que te sientas cansado.

Otro síntoma de deshidratación son los dolores de cabeza. Muchas veces, cuando te duele la cabeza es probable que sea porque no has bebido suficiente agua, evítalo tomando suficiente agua.

Limpia tu organismo: eliminando las toxinas y los productos de deshecho, al ingerir la cantidad de agua necesaria, nuestros riñones y todo el sistema excretor puede ejercer su función de eliminar las sustancias que nos sobran, si no, se irán acumulando, un hecho que puede derivar en afecciones como cálculos o ácido úrico.

Muy curioso es además que algunos médicos, señalan que tomar agua en ciertos momentos maximiza su efectividad en el cuerpo:

Dos vasos de agua al levantarse, activan los órganos internos. Un vaso 30 minutos antes de cada comida, favorece la digestión. Un vaso antes de bañarse, ayuda a reducir la presión sanguínea. Y un vaso de agua antes de acostarse, ayudará a prevenir los calambres de piernas que ocurren por las noches, y hasta los infartos.

Es curioso, cuando bebes agua te desintoxicas e hidratas. Y beber agua es algo sencillo, de bajo costo y no tiene efectos adversos.

La decisión saludable es tomar agua en la cantidades que requiere mi organismo, y en las horas que sean adecuadas, para mejorar y mantener mi salud.



Deja tus comentarios aquí: