Abraza un árbol

Esta iniciativa nació en México en el año 2009, como parte de las actividades a realizarse para el Bicentenario y contó con la colaboración de la Dirección del Parque Estado de México Naucalli.

Para mí los árboles son seres tan maravillosos e inspiradores que esta campaña me pareció una de las mejores que jamás se haya creado para unir y lograr cambios positivos en las personas además porque sabemos de la energía que transmiten, el sosiego, nos gusta su sombra y la sensación de tranquilidad que nos brindan cuando la brisa pasea entre sus hojas.

Existen personas que se han dedicado a estudiar los beneficios que puede traer estar en contacto con los árboles, abrazar un árbol nos puede llevar a experimentar mejoras en nuestro estado de ánimo, nos pone contentos, tocar su corteza con la mano izquierda nos hace meditar y hay quienes dicen que su energía es capaz de equilibrar nuestro cuerpo.

Estuve leyendo unos posts y hay personas que aseguran que abrazar un árbol constantemente los ha vuelto más sensibles al cuidado del medio ambiente e incluso han adoptado árboles y los cuidan.

abraza-arbol

Shalila Shar&dom y Bodo J. Baginski autores de «El Gran Libro de los Chakras» dicen que tanto las flores como los árboles tienen una radiación energética que es compatible con la nuestra, es decir que podemos usar esa energía que las plantas nos brindan para energetizar nuestro propio sistema energético.

A mi hermano y mi abuela le encantan las plantas y hasta les hablan, recuerdo que mi abuelita pasaba horas en su jardín platicando con las orquídeas y eran hermosas, el jardín de mis tíos es el más lindo que he visto, pasan horas cuidándolo y las hojas brillas, los sapitos son felices ahí.

Si quieres abrazar un árbol, consigue uno que te parezca simpático y cómodo, permite que la energía fluya hacia a ti, aunque yo creo que todos en algún momento experimentamos los beneficios y la energía que nos trasmiten los árboles solo con respirar cuando estamos rodeados de ellos, sin tener que tocarlos la sensación de paz en indescriptible.

Yo estuve de vacaciones en España y fui al zoológico de Madrid donde hay un parque hermoso y justo ahí estaba el árbol que me enamoró y abracé, fue genial abrazarlo. Cada vez que veo la foto sonrío. ¡Me encantó!

 

 



Deja tus comentarios aquí: