Aceptar el sol del atardecer

El crepúsculo de la vida trae consigo su propia lámpara. Hay primaveras que son eternas; la primera es la juventud del cuerpo y la estrella la juventud del alma.

Una noble vida no es la decadencia son los primeros destellos de la inmortalidad. Es por ello cosa estupenda la vida con tanto coraje e ilusión como la primavera.

Para ello tendrá que empezar por aceptar el sol del atardecer es tan importante como el del amanecer y el mediodía, aunque su calor sea muy distinto. El sol no se avergüenza de ponerse, no siente nostalgia de su brillo matutino, no piensa que las horas del día lo están echando del cielo.

No se experimenta menos luminoso ni hermoso por comprobar que el ocaso se aproxima,no cree que estar sobre los edificios sea menos importante o necesaria.Cada hora tiene su gozo .

El sol lo sabe y cumple hora a hora su tarea si todos entendieran que su sonrisa sobre los hombres puede ser tan hermosa y fecunda como ese último rayo de sol antes de ponerse.

“Un buen día comienza por una buena y positiva actitud al despertar. Tan sencillo como saludable.”.Abrir tu mente, tus emociones y sensaciones a los pequeños grandes momentos del día a día llenan tu vida de aire fresco y de bienestar.

Los días grises, oír el despertador y desear quedarte en la cama plácidamente durante todo el día, es inevitable. Pero aún así el día presente nubes, vientos y lluvias hacer brillar tu sol interior, dejar que renueve tu energía y disfrutar del día en paz, tratando de eliminar el stress y la negatividad que a veces puede bloquearnos. Refúgiate en lo pequeños y sencillos momentos de cada día, harán brillar aún más tu sol interior y sacará la mejor de tus sonrisas. Iluminaras tu vida y tu día desde el corazón. El placer del encanto cotidiano.

Esas mañanas, cuando parece que los problemas, las situaciones de la casa, del trabajo, las relaciones se amontonan, consumen tu energía y no te dejan fluir, tan solo tomate unos minutos para ti, para comenzar tu día con una actitud positiva, fuerte y llena de energía.

“Al oír tu despertador o despertarte con la luz de la mañana, haz una pequeña reflexión positiva y agradable. Que te inspire y te de energía para comenzar un nuevo día. “No olvides, cada día una oportunidad para vivir como deseas, para ser feliz.

Respira hondo, abre tus pulmones, abre tu energía. Siente los latidos de tu corazón, siente la fortuna de vivir un nuevo amanecer. Llénate de la fuerza del optimismo que nos aporta un nuevo día.

Hoy he salido de casa, motivada, dispuesta a vivir y disfrutar un nuevo día con experiencias, emociones y sensaciones que me ayudan a crecer y superarme. Momentos pequeños y grandes que me ayudan a construir mi vida. La vida que deseo, con armonía y bienestar

[email protected]



Deja tus comentarios aquí: